Y solo quedan 22
Enviar
Y solo quedan 22
La Transat Vabre salió de la zona de depresión con 13 veleros menos

Los veleros que compiten en la Transat Jacques Vabre, y que salieron de Francia con destino hacia Puerto Limón, aparentemente ya pasaron una de las partes más difíciles del recorrido, superando la zona de depresión, aunque con 13 veleros menos de los 35 que tomaron la partida del puerto de Le Havre, el pasado 2 de noviembre.
La información la suministró Jacques Lanusse, vocero de los organizadores en nuestro país, reconociendo que ya se duplicaron las bajas de esta competencia, con respecto a su edición anterior y que fue de seis (salieron 20 y llegaron 14).

Lanusse comentó que ahora lo que viene se ve muy favorable para los que han resistido hasta el momento, porque las condiciones climáticas serán mucho más favorables; no obstante, si bien en un inicio se vaticinaba que los primeros llegarían aproximadamente el 14 de noviembre, ahora se cree que será el 17 de este mes.
Lanusse adelantó también que se prevé una llegada muy disputada entre tres o cuatro veleros. “Es de suponer una llegada muy peleada debido a lo cerca que están los barcos, lo que nos daría una llegada muy disputada y espectacular”.
El multicasco Actual, estaba ayer en la primera posición de esa categoría y fue el primero en salir de la zona de depresión. “Ellos encontraron condiciones óptimas a favor, mar tranquilo y avanzan a una velocidad de 30 km por hora y califican su situación como excelente”, dijo Lanusse.
Con respecto a las bajas, solo uno (Chiminees Poujoulat, de la categoría Imoca, no podrá regresar al puerto debido a que se hundió, y sus tripulantes tuvieron que ser rescatados por un helicóptero. En la historia de esta competencia, solamente hubo un muerto, el francés Paul Vatine, considerado como un ídolo en Francia y que ganó esta competencia y una vuelta al mundo en solitario. El muelle desde donde partió la Transat lleva su nombre.
Para Lanusse lo importante es haber superado la zona de depresión; porque después de haber estado en temperaturas de diez y ocho grados, y cinco durante la noche, ahora disfrutan de 20 grados o más
El único inconveniente, comentó el francés, es que hay poco viento ya que “están en la espalda de la depresión, pero como ya bajaron al sur, no encontrarán más depresiones”.

Luis Rojas
[email protected]


Ver comentarios