Enviar
Y se le escapó el oro
Espectacular cierre en 800 metros planos, y a Alan Cordero se le fue la victoria

Dinia Vargas
[email protected]

Había dominado la competencia desde el inicio, pero sus últimas zancadas fueron perdiendo la fuerza que necesitaba conforme se acercaba a la meta. Sin posibilidad de poner más resistencia porque sus energías estaban agotadas tuvo que dejar que se desvaneciera una de las oportunidades más claras para sumar el primer oro nacional en masculino, ayer, en el inicio de los XIV Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos.
Se trata del atleta nacional Alan Cordero, quien no pudo sellar su gran trabajo sobre la pista del estadio Ecológico, en Sabanilla, en la prueba de los 800 metros planos y al final fue superado por el salvadoreño Víctor Manuel Castro, quien hizo un tiempo de 1m59s33c.
“Son cosas que pasan, uno tiene que saber distribuir bien la carrera y saber cuándo atacar. Ahora queda como experiencia para otras competencias”, aseguró Cordero, de 16 años y estudiante del Liceo de Heredia.
Cordero explicó que “su mayor problema fue atacar desde el comienzo, lo cual resultó ser mucho antes de lo debido y en los últimos 80 metros le comenzaron a pasar la factura”.
Aprovechándose de la situación el salvadoreño Castro dijo que nunca perdió de vista al tico. “Estaba difícil, pero hay que tomar en cuenta que la carrera no termina hasta que uno cruza la meta, me tuve mucha confianza y lo logré. Quería buscar ser el primero desde el inicio, me quedé en la salida por lo que poco a poco fui remontando”.
En los 100 metros planos las cosas sí le salieron a la costarricense Tatiana Zamora, quien ganó la competencia por centésimas de segundo.
Zamora, del cantón de Barva, logró soportar la presión, manteniendo su buen paso durante toda la carrera, y ser primera con 12s82c superando por 10c a Kattia Pozuelo, de Panamá.
“Me siento muy contenta, estaba muy presionada, pero con esfuerzo pude llegar de primera. Es mi mejor tiempo, espero poder seguir superándolo”, comentó Zamora.
La otra atleta costarricense que lograría situarse en lo más alto del podio sería Lidia Paniagua, en el salto alto. La nacional logró brincar 1,53 metros para mejorar su récord personal y sobrepasar a Jessica Margarita (El Salvador) y Elena Méndez (Guatemala).
“Estoy muy feliz y orgullosa de representar a Costa Rica. Mi salto era de 1,51 m por lo que mejoré”, comentó Paniagua, quien añadió que de ahora en adelante se preparará para los II juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos y del Caribe que se realizarán en Puebla, México.
Los 800 metros planos femenino tuvieron un desenlace parecido al masculino. La nacional Andrea Vargas vivió un mano a mano con la nicaragüense Kathy Cuadra, sin embargo la última saldría ganadora.
Cuadra arrancó con buen ritmo, aún así no le bastó al ser superada por Vargas, pero sacó un aire final y con gran fortaleza al momento del cierre se adjudicó la presea dorada.
“Uno tiene que llevar su paso, no se puede dejar llevar por los demás; el no estresarme cuando se adelantó la tica, me sirvió para realizar un buen cierre”, expresó la nicaragüense.
En el lanzamiento de la bala la panameña Gisela Henríquez dejó a más de uno con la boca cerrada al conseguir apuntarse 11,07 m de distancia.
Esta XIV edición de los Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos comenzó cargada de adrenalina, esfuerzo y sudor.


Dura pelea

• En corte a las 7 p.m. de ayer El Salvador y Guatemala acumulaban el mayor número de medallas de oro, diez y nueve respectivamente, mientras Costa Rica estaba de tercero con diez y en el total de medallas estaban muy parejos estos tres países con 23, 20 y 21, respectivamente.

• Los oros ticos de ayer fueron para Ligia Paniagua (Salto alto), Tatiana Zamora (100 m planos), Oscar Tapia e Ian Ignacio Sancho (ambos en judo).
Basado en corte suministrado por Franklin Solís, periodista del ICODER, anoche a las 7 p.m.
Ver comentarios