Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



NACIONALES


Y Google estrenó su disco

| Miércoles 02 mayo, 2012




Y Google estrenó su disco

Tras años de desarrollo, lanzó Drive, un espacio para guardar y compartir archivos online

Cocodrilo que se duerme es cartera, afirma el dicho popular. Y parece que a Google —que hasta hace poco nos tenía acostumbrados con un lanzamiento tras otro— cada vez le está pasando más seguido la suerte del cocodrilo.
Le sucedió con las redes sociales: Facebook pegó primero, y ahora la empresa del buscador no puede remontar la cuesta tras intentar con Wave, Buzz y el más reciente Google +. Y le pasa ahora con el mercado de los discos rígidos virtuales (los espacios en Internet para almacenar y compartir archivos), donde tenía todo para ganar —por la rápida instalación de Google Docs— y sin embargo jugadores pequeños, como Dropbox, le están copando la parada.
Pero tras seis años de especulaciones, la semana pasada Google lanzó su propio servicio de disco rígido virtual. Bajo el nombre de Drive, llega en momentos en que Dropbox no para de crecer: ya se alzó con más de 50 millones de usuarios y un valor de mercado de $4 mil millones. Y cuando Microsoft y Apple, los otros grandes rivales, ya refinaron sus propios productos similares: Skydrive y iCloud respectivamente.
Disco rígido virtual es la mejor metáfora que explica este tipo de servicios, al que ahora también se suma Google. Se trata de un espacio libre que cada usuario tiene en los servidores de esas empresas para guardar allí cualquier tipo de archivos: desde documentos de Office hasta música, vídeos, pdf o cualquier otro.
A esas carpetas y documentos se puede acceder a través del navegador de la Web o, más simple, mediante una aplicación especial en la PC, el teléfono o la tableta. El espacio de almacenamiento se puede usar en forma personal o, a tono con la Internet 2.0, para compartir y trabajar en grupo. No solo sincronizan la información sino que, además, permiten editar los documentos.
A esta capacidad de almacenar y procesar información a distancia se la conoce como “la nube” de Internet. Y como consecuencia de la explosión de la banda ancha móvil y de la masificación del uso de equipos portátiles, está considerada como el gran negocio del futuro.
La idea es que ya no tengamos que llevar pendrives en los bolsillos o enviarnos miles de versiones de un documento a través del correo electrónico. La información estará siempre ahí, en el disco virtual, para que lo podamos usar en el momento y lugar que lo necesitemos.
Google Drive es, en rigor, una evolución del Google Docs, aunque con una interfaz mucho más sencilla de usar. Y busca ganar la pulseada con el precio: ofrece 5GB gratis, al que se le pueden agregar otros 25GB por US$2,49, 100GB por US$5 y 1TB por US$50. Trae un buscador interno muy sólido y trabaja en forma asociada al resto de los servicios de Google.
Para no seguir dejándole la iniciativa a la competencia, Google promete que va a ir mejorando las prestaciones del servicio con el correr del tiempo. Entre los planes que dejaron trascender, está permitir enviar faxes, editar vídeos o crear simulaciones de páginas web desde la misma plataforma Google Drive.
Los jugadores ya están en la cancha, ahora es el público el que decide.

Por Ricardo Braginski
[email protected]