Enviar
¿Y qué nos dejó el Mundial?
Lo principal, la sensación de que lo mejor para el surf nacional, está por venir…

Luis Rojas
[email protected]

Con la presencia masiva de más de 15 mil personas en un Jacó y Playa Hermosa a reventar, el pasado sábado cayó el telón del Mundial de Surf en el que participaron 36 países; la buena noticia para los ticos es que somos sétimos del mundo.
Tras esta competencia, el primer mundial que se realiza en nuestro país, lo que sigue es atar cabos, evaluar la experiencia y proyectar el rumbo que tomará desde ahora el surf tico, que sin duda sumó muchos adeptos.
¿Qué nos dejó el mundial? En lo deportivo, la certeza de que hay mucho talento real entre nuestros surfos. El hecho de que el costarricense Jason Torres, quien se quedó a solo un paso de las semifinales del torneo, haya vencido a Jeremy Flores —el ahora campeón mundial—, en tres ocasiones durante la semana de competencia ratifica su talento y proyección. También Carlos Muñoz, el campeón nacional, hizo lo propio y llegó por la zona de repechaje hasta las puertas de las semifinales. Lo hecho por ellos dos, más el aporte de todo el resto del equipo nos convirtió en la sétima potencia del orbe, en el deporte de las olas.
Lo que se viene ahora es, en primer lugar, fortalecer el Circuito, que no es otra cosa más que nuestro campeonato nacional de surf. Ya los empresarios turísticos de nuestras playas vieron lo que puede hacer y mover este deporte, pese a que estamos en tiempos de crisis, por lo que los eventos del Circuito Nacional de Surf (CNS) deben crecer.

Segundo, nuestro país se confirmó como un destino para organizar torneos importantes de esta disciplina, algo que las empresas turísticas nacionales y el mismo Instituto Costarricense de Turismo (ICT) deben valorar mucho por todo lo que implica. ¿Por qué no pensar en un Costa Rica Open de Surf?
Tercero, la federación nacional debe reglamentar y darle seguimiento a la proliferación de escuelas de surf, porque ahora muchos querrán aprender este deporte, pero se requiere una capacitación seria, responsable y profesional debido a que quien se monta en una tabla para cabalgar las olas asume un riesgo que puede ser mortal, si no se tienen los conocimientos adecuados.
Lo cierto es que con este evento, una generación quedó marcada por un deporte. Costa Rica tiene ahora una creciente cultura de surf. El mundial terminó, pero la mesa está servida para que esta disciplina se expanda en todas sus dimensiones.
Poco a poco Playa Hermosa y Jacó retornan a la normalidad. La colapsada carretera de dos carriles hacia esta playa, en la cual los ticos inventaron tres y hasta cuatro carriles el domingo pasado, ante la ausencia de oficiales de tránsito, ahora luce normal; el mundial se fue… ¡Gracias surf, porque fue una semana maravillosa!


En detalle

Lo deportivo…
José Ureña (técnico nacional y presidente de la Federación): “Fue una gran experiencia en lo organizativo, en lo competitivo el resultado de lo que habíamos venido tejiendo poco a poco.
Con el apoyo del público y los medios enviamos un mensaje al mundo de que podemos hacer grandes cosas. Ya firmamos para nuestro país el Panamericano 2012 y estamos negociando el mundial Junior (Sub 18) para 2011”.

Lo turístico…
Aysen Quesada, gerente del Hotel Terrazas del Pacífico, sede del mundial: “El mundial fue un oasis en un año difícil en el que hemos tenido pocos espacios para la recuperación. No se puede decir que sea la salvación, pero sí genera respiro para los restaurantes, rent a car, hoteles, etc., y provoca que agosto sea menos malo de lo que iba a ser, por lo menos para minimizar las pérdidas y mantener los puntos de equilibrio. Los beneficios económicos para la ciudad han sido significativos.

Lo periodístico…
Carlos Gallardo (periodista chileno con experiencia en la cobertura de varios mundiales): “El mundial fue lo que se esperaba; no es fácil porque requiere mucha logística. Quizá jugó un poco en contra la naturaleza; esperábamos olas más grandes, pero eso no se puede prevenir en un mundial que se organiza con un año de anterioridad”.


Cuadro de honor

Por equipos: oro, Estados Unidos 14.910 puntos; plata, Francia 13.280; bronce, Australia 10.996.

Individual Open masculino: oro, Jeremy Flores (Francia); plata, Cory López (Estados Unidos); bronce, Gabriel Villarán (Perú).

Individual Open femenino: oro, Courtney Conlogue (Estados Unidos); plata, Rosanne Hodge (Sudáfrica); bronce, Paulina Ado (Francia).

Longboard: oro, Antoine Delpero (Francia); plata, Harley Ingleby (Australia); bronce, Tony Silvagni (Estados Unidos).

Aloha Cup: oro, Australia; plata, Francia; bronce, Perú.

Así quedaron los ticos: Open: Jason Torres, sétimo; Carlos Muñoz, 13; Gilbert Brown, 21, y Luis Vindas 33. Mujeres: Lisbeth Vindas, 11, y Natalie Bernold, 15. Longboard: Anthony Flores, 29, y Diego Naranjo, 33.

Top Ten del Mundial:
País Puntos
1. Estados Unidos 14.910
2. Francia 13.280
3. Australia 10.996
4. Hawái 10.856
5. Sudáfrica 10.666
6. Perú 10.180
7. Costa Rica 9.650
8. Venezuela 9.040
9. Brasil 9.000
10 . Puerto Rico 8.820


Ver comentarios