Enviar
Westwood nuevo rey del golf
El sorpresivo triunfo de Brand Snedeker en The Heritage lo catapultó a la cima

El golfista inglés Lee Westwood fue por su trozo de queque para celebrar su cumpleaños número 38 en un día demasiado especial; acababa de ganar ayer el Abierto de Indonesia, gracias a una tarjeta de 69 golpes en la última jornada en la que inició como líder con cinco golpes de ventaja y pudo cerrar victorioso este torneo indonesio con tres de diferencia sobre el tailandés Thongchai Jaidee.
Luego de posar con su trofeo para las cámaras del planeta, el inglés se retiró a las habitaciones del hotel a seguir el desarrollo del Heritage Classic, en el otro lado del mundo, en California, aferrado a la esperanza de que no lo ganara su amigo y compatriota, Luke Donald.
Si Donald no ganaba, Westwood le arrebataba el lugar número uno del mundo al golfista germano Martin Kaymer, quien se alejó de las competencias esta última semana.
Donald afrontaba ayer la última ronda en el Heritage con un solo golpe de ventaja y hubiese ascendido del tercero al primer puesto de la lista mundial si conseguía la victoria final, lo que lamentablemente para el inglés, no sucedió.
Fue el estadounidense Brand Snedeker quien ganó el torneo The Heritage, incluido en el circuito de la PGA y dotado con 5,7 millones de dólares en premios, aunque necesitó de tres hoyos de desempate para superar a Donald.
Snedeker, que tan solo tiene en sus vitrinas un trofeo de la PGA cuando ganó el Windham Championship en 2007, realizó un último recorrido al Harbour Town Golf Links de Hilton Head Island (EE.UU.) espectacular con 64 golpes, siete bajo el par del campo.
Solo en los primeros nueve hoyos Snedeker se apuntó seis birdies, mientras que en la segunda mitad del campo sumó otros tres, aunque también falló en los hoyos 13 y 16 con sendos bogeys.
Esa tarjeta le permitió auparse hasta la primera posición con un total de 272 impactos, los mismos que acumuló el hasta ayer líder en solitario, el inglés Luke Donald, que había terminado con 70 (-1), por lo que se vieron abocados a jugarse el título en los hoyos de desempate.
En el primero, el 18 de par cuatro, ambos contendientes dieron muestras de que estaban dispuestos a todo al conseguir sendos birdies, lo que les llevó al tee de salida del 17, de par tres, finalizado por los dos con el par.
En el 16, de par cuatro, Luke Donald comenzó a flaquear en sus golpes, más cuando en el tercero envió la bola fuera de la calle, lejos del green, mientras que Snedeker continuó impecable con los hierros. Así, el estadounidense logró terminar con el par, mientras que el europeo no consiguió recuperarse y se apuntó un bogey que le dejó sin trofeo.

Gaetano Pandolfo
[email protected] y EFE
Ver comentarios