Waymo debe lograr que pasajeros confíen en autos autónomos
Waymo planeó estudiar las interacciones entre humanos y robots con su propio prototipo un vehículo. Bloomberg/La República
Enviar

Durante años, los codificadores y robotistas de Google que trabajan en autos sin conductor se centraron en asegurarse de que sus creaciones pudieran circular en forma segura por las carreteras de California. Ahora viene la siguiente gran prueba: conseguir que los civiles se sientan cómodos pasando el volante a una máquina.

Este mes, Waymo, la división de movilidad creada por la sociedad matriz de Google, Alphabet Inc., está comenzando un servicio gratuito y experimental que transporta personas en Phoenix, Arizona. Para prepararse, Waymo sumó un nuevo juego de hardware y diseño de interiores a sus automóviles, revelado aquí por primera vez, que ayudará a los vehículos a ver mejor su entorno y transmitir esa información a sus ocupantes. El jefe de tecnología del proyecto, Dmitri Dolgov, dice que las mejoras aliviarán las preocupaciones de los pasajeros.

Si bien los autos sin conductor han demostrado una capacidad notable para navegar en un mundo complejo, cada sobresalto genera una noticia. Los vehículos de Google se vieron implicados en varias colisiones menores, y un modelo S de Tesla que funcionaba en modo del piloto automático chocó con un semirremolque, matando al dueño.

La prueba será seguida atentamente por los sectores tecnológico y automotor, una experiencia amarga podría alejar a los consumidores, muchos de los cuales son escépticos con respecto a los vehículos autónomos.

"No confían en que la tecnología vaya a funcionar ciento por ciento del tiempo", dice Kathy Rizk, directora de Global Automotive Consulting en JD Power, que ha realizado encuestas que muestran a los consumidores entusiasmados con los automóviles sin conductor, pero cautelosos.

Waymo planeó inicialmente estudiar las interacciones entre humanos y robots con su propio prototipo, un vehículo minúsculo con el nombre clave Firefly, que alcanzaba 25 millas por hora y no tenía volante ni pedales. Pero el organismo regulador de California insistió en que los vehículos de prueba deben incluir controles para que un ser humano pueda hacerse cargo.

Desde entonces, Waymo firmó un acuerdo con Fiat Chrysler para usar las minivans Pacifica equipadas con todos los controles habituales que ahora están circulando por Phoenix. Los empleados de Waymo harán guardia en el asiento del conductor durante la prueba.

Waymo contrató a varios gerentes que trabajaron en diseño centrado en el usuario con productos populares de Google como Chrome y Android que ayudaran en el área de experiencia de usuario, que se supone debe contribuir a que el tiempo que pasan los pasajeros en los autos sea intuitivo, accesible, divertido e incluso mágico.

Ver comentarios