Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



GLOBAL


Washington acusa a Siria de construir reactor nuclear

| Viernes 25 abril, 2008



Washington acusa a Siria de construir reactor nuclear

CIA presenta pruebas sobre colaboración entre Damasco y Pyongyang

Washington
EFE

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) presentó ayer en el Congreso una serie de pruebas, entre ellas un video, que según el Gobierno de Estados Unidos demuestran que Siria construía un reactor nuclear que tenía fines militares con la ayuda de Corea del Norte.
La presentación de esas pruebas ha sido muy criticada por los legisladores, que opinan que llegan “demasiado tarde”, ocho meses después de que Israel bombardeara la central siria.
Los congresistas no han analizado públicamente su contenido, pero sí han transmitido su malestar por el hecho de que el Gobierno haya tardado tanto en informarles sobre un tema tan crítico.
La gran pregunta que se hicieron ayer muchos en el Congreso es por qué el Gobierno retuvo durante tanto tiempo información tan delicada y ha hecho caso omiso de su obligación legal de informar “plenamente y continuamente” a las cámaras de los temas que maneja.
El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el demócrata Silvestre Reyes, dijo que el desafío que afrontan los legisladores con la administración es que un “velo de secretismo” obstruye su trabajo y sus responsabilidades.
Palabras aún más duras las empleó el republicano Peter Hoekstra, el miembro de más alto rango del comité, al afirmar que ayer ha sido la primera vez que todos los legisladores del comité fueron informados de este asunto, si bien él y Reyes tuvieron conocimiento “desde hace tiempo” de la información que tenía el Gobierno.
Hoekstra incluso afirmó que los legisladores han sido “utilizados” por el Gobierno y pronosticó que el Ejecutivo lo va a tener más difícil por su actitud a la hora de lograr autorizaciones del Congreso sobre eventuales acuerdos con Corea del Norte acerca de su programa nuclear.
La Casa Blanca dijo inmediatamente después que “deplora” las palabras del legislador, aunque esa fue inicialmente la única reacción que tuvo acerca de la presentación de las pruebas, con el argumento de que “respeta” y debe dejar concluir el proceso de consulta con el Congreso.
La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, aseguró que ya en otoño pasado el Gobierno notificó a 22 legisladores acerca de las pruebas en su deber de informar al Congreso de esta materia.
Además, dio a entender que los países implicados en las conversaciones a seis bandas para lograr el fin del programa nuclear norcoreano ya habían sido informados, al indicar que las pruebas presentadas ayer “no supondrán ninguna sorpresa para ellos”.
En esas conversaciones participan Estados Unidos, las dos Coreas, Rusia, Japón y China.
En un comunicado difundido a última hora, la Casa Blanca se pronunció públicamente sobre la audiencia de ayer.
“Estamos convencidos, basados en diversa información, de que Corea del Norte ayudó a las actividades nucleares encubiertas de Siria. También tenemos buenas razones para creer que el reactor, destruido el 6 de septiembre del año pasado, no tenía fines pacíficos”, aseguró Perino.
Hasta el momento no está claro cómo el contenido de las reuniones de ayer vaya a afectar el devenir de esas negociaciones.
El director de la CIA, Michael Hayden, y otros altos funcionarios del servicio de inteligencia, informaron a los comités de Inteligencia, de la Fuerzas Armadas y de Asuntos Exteriores de la Cámara y del Senado sobre supuestos indicios acerca del reactor nuclear, que fue bombardeado por la aviación israelí el 6 de septiembre del año pasado, aparentemente con el apoyo de Estados Unidos.
La construcción de ese reactor constituía, a juicio de la Casa Blanca, una iniciativa “peligrosa y potencialmente desestabilizadora” para el mundo y Oriente Medio, en particular porque se desarrolló de manera “encubierta y en violación de los procedimientos diseñados para dar garantías al mundo sobre los fines pacíficos de las actividades nucleares”.
La portavoz expresó la inquietud por la supuesta colaboración norcoreana, “una peligrosa manifestación” de las actividades de Pyongyang para hacer proliferar la tecnología nuclear.
Estados Unidos está decidido a asegurarse de que Corea del Norte no continúa sus actividades de proliferación, aseguró el comunicado.
La revelación sobre el presunto papel de Pyongyang en la construcción de una planta nuclear en Siria se produce en un momento en el que Estados Unidos se prepara para suavizar las sanciones contra Corea del Norte, dentro de los acuerdos alcanzados en las conversaciones a seis bandas para su desnuclearización.
Para ello, Estados Unidos exige un informe detallado del desarrollo del programa nuclear norcoreano hasta el cierre, el año pasado, de la última central nuclear que todavía funcionaba en Yongbyon.