Foto 1
Enviar

Wall Street toma un respiro antes de la Fed

Después de cerrar con una bienvenida doble del Nasdaq al mundo de los récords (tras quince años de ausencia) Wall Street se permitió un descanso antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) se reúna y vuelva a dar bríos positivos o negativos a las cotizaciones.
Hoy los tres índices principales de la bolsa de Nueva York bajaron el fuerte ritmo de los últimos días, pues aunque intentaron mantener a primera hora de la sesión el empuje pronto relajaron el músculo y entraron de manera natural en el territorio de los números rojos.
No hubo que lamentar al final grandes pérdidas: un 0,23% en el Dow Jones (el único que no terminó en récord el pasado viernes), un 0,41% en el S&P 500 (que, eso sí, se marcó un récord intradía de 2.125,92 puntos) y el Nasdaq se dejó un 0,63 %, su primer día de derrota tras la reconquista de sus plusmarcas.
En este día laxo hubo alguna tensión: el sector de empresas biotecnológicas, considerado uno de los más volátiles de la economía, cerró con una caída más de un 4%. El contrapeso lo hizo Apple, que subió un 1,63% después de que la empresa de la manzana anunciara en sus resultados una excelente cosecha trimestral.
Con el petróleo relativamente estable alrededor de los $56, y con el dólar relativamente estable frente al euro en el cambio a 1,08 por unidad de moneda única europea, no parecía que el tiempo estuviera muy revuelto en Wall Street.
Esta calma, en cambio, precede a la gran tormenta de los mercados, la Fed, que aunque durante años ha sido la mano que acariciaba el lomo de los inversores, sigue mareando la perdiz con el incremento de los tipos de interés.
Una nueva reunión de la Comisión de Mercado Abierto, que empieza mañana y durará hasta el miércoles, probará los nervios de los operadores de bolsa, tradicionalmente bastante sensibles ante los rumores, ambigüedades y declaraciones opacas que tengan a Janet Yellen, presidenta del banco central estadounidense, como protagonista directa o indirecta.
Otros datos económicos a lo largo de la semana, como el PIB del primer trimestre y el gasto de los consumidores, allanarán o complicarán el camino hacia el cambio de mes de abril a mayo.

EFE

Ver comentarios