Foto 1
Enviar

Wall Street cierra al estilo Jalisco

Ni los mariachis pudieron animar el cierre de Wall Street, que quiso olvidar al estilo jalisco unas pérdidas de más de 140 puntos para el Dow Jones y de más de un 1% tanto para el S&P 500 como para el Nasdaq.
Con motivo de la festividad del 5 de mayo, sonaron rancheras tras la campana de cierre en Wall Street, pero en vez de entonar "las mañanitas" en clave positiva acabaron aplicando el "canta y no llores" para ahogar las penas.
Y es que el aniversario del fin de la batalla de Puebla, considerado en Estados Unidos como el día de la independencia de México, se saldó con muchas bajas por culpa, principalmente, del déficit comercial estadounidense, que se disparó en marzo hasta los $51.400 millones, su mayor nivel desde octubre de 2008.
Esos significa que, después de llenarse la boca las instituciones, las empresas y los inversores con las palabras "recuperación económica", al menos al respecto del déficit comercial las cosas están como en el principio de la crisis financiera.
La razón, como diría la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, parece "transitoria": el dólar fortalecido ha dañado visiblemente la demanda extranjera, por lo que, además, lo que se pierde por un lado se gana por otro.
Pero el mercado de valores de Nueva York cerró con ánimo de derrota, como Napoleón, y no de vencedor, como el pueblo mexicano.
Empezó a disminuir su fuerza en la batalla desde las primeras horas del día y nunca llegaron a reconquistar ni la tierra de los 18 mil, en el caso del frente Dow Jones, ni la de los 5 mil en el Nasdaq.
Tampoco la intervención de la magia de Disney, que sigue en su racha hiperrentable y ganó en el segundo trimestre de 2015 un 10% más que hace un año, ayudó a la contienda, porque, una vez más, incluso las cifras positivas sufren las comparaciones con las expectativas de los analistas.
Solo Visa y McDonald's se salvaros de los números rojos. La entidad financiera disfrutó la victoria en solitario. La cadena de comida rápido se declaró neutral y acabó la jornada en plano. Pero cayeron en el campo de batalla con especial virulencia Apple y Home Depot, ambas alrededor del 2% de pérdidas.
Eso sí: la lucha siempre consume armamento y, con él, combustible, por lo que la metáfora se redondeó con un nuevo máximo anual para el petróleo de Texas, que hoy superó los $60 y cerró en $60,46 el barril.

EFE

Ver comentarios