Foto 1
Enviar

Altas tasas atraen dinero foráneo

Vuelven los capitales golondrina

Más de $500 millones entraron solo en el segundo trimestre de este año

Más dinero para inversiones de cartera está ingresando al país desde finales de 2011. Estos montos, que podrían ser en alto grado capitales especulativos o golondrina, son la manera como extranjeros aprovechan las altas tasas de interés que se ofrecen en colones, pero podrían afectarlo a usted de manera negativa.
El aumento de inversiones se ve porque a mediados de 2011 el ritmo de crecimiento de esos flujos era menor a $100 millones, pero a a venido aumentando todos los trimestres y a mediados de 2012 supera los $500 millones.
Esta suba se podría deber a que a inicios de 2011 las tasas de interés en colones estaban más bajas. Para inversiones seis meses plazo estaban cerca del 7%, actualmente están sobre el 10%.
Además las tasas de interés de  los mercados desarrollados como Estados Unidos y Europa (a las que normalmente acceden los inversores foráneos) son más menores a la mitad de que lo se está pagando en Costa Rica.
“Los extranjeros pueden invertir con una ganancia de un 10% con la tranquilidad de que el Banco Central va a mantener el tipo de cambio y no tendrán pérdidas cuando las conviertan en dólares, sino que pueden hacerlo con la garantía del Estado, usando los bancos públicos, que son los que están pagando las tasas más altas”, dijo Hairo Rodríguez, subgerente de Banco Cathay.
Pero no es la primera vez que Costa Rica ve el ingreso de esos capitales golondrina.
“En 2009 yo viví un panorama donde entraban millones de dólares, se convertían a colones, se invertían en Central Directo y luego se pasaban a dólares, creo que eso se podría estar dando nuevamente”, explicó Francisco de Paula Gutiérrez, expresidente del Banco Central en una charla organizada por INS Valores.
Gutiérrez explicó que en esa fecha ingresaron millones de dólares, aprovechando el diferencial cambiario y las tasas de interés pero cuando salieron esas inversiones (que fue de manera repentina) el tipo de cambio subió rápidamente afectando toda la economía.
Lo complicado aquí es que lo que es una buena inversión para los extranjeros podría ser negativo para los costarricenses. El ingreso de esos dineros tienen efectos para exportadores, deudores y consumidores.
Los flujos de dólares aumentan desde el año pasado y dado que se tienen que cambiar a colones, para ganar la tasa de interés en moneda nacional, al venderse en el mercado  han presionando el tipo de cambio a la baja y por ello este precio se ha “parqueado” desde hace meses en los ¢500 por dólar. Es más, para evitar que caiga de ¢500, el Central ha comprado $630 millones este 2012.
Estas compras se han focalizado un 70% entre los meses de setiembre y octubre, impulsado entre otras cosas por la emisión de liquidez que hizo la Reserva Federal de Estados Unidos que hizo a muchos inversores refugiarse en otros mercados. Esto afecta a los exportadores y todos los asalariados en dólares que han visto merma en sus ganancias.
A los consumidores les puede afectar, ya que al existir un exceso de dinero en la economía puede causarse inflación, esto afectaría a todos los habitantes del país con alzas de precios.
Por otro lado, se afecta a los deudores, ya que si el Banco Central capta esos flujos de dinero mediante subastas, para evitar la suba de la inflación, presionaría al alza las tasas de interés y miles de deudores  pagar más por sus préstamos.
Lo que es peor aún, es que el alza de tasas haría más atractivas las inversiones en colones, con lo que se perpetúan los incentivos para el capital especulativo.

Carolina Acuña
[email protected]

Ver comentarios