Vuelve puja por dolarización
La dolarización trata de darle seguridad en la moneda, que la gente tenga tasas de interés más abajo y mayor estabilidad financiera, explica Manuel Hinds, exministro de Economía y Finanzas de El Salvador. Marco Monge/La República
Enviar

Baja en tasas y sin riesgo cambiario serían algunos beneficios

Vuelve puja por dolarización

Cambio del sistema podría ser una opción, ya fue implementado en El Salvador y Panamá

La solución para evitar muchos problemas económicos en el país podría estar en la dolarización, ya que los sistemas que hemos probado no funcionan para nuestra economía.

201305082250530.n55.jpg
Prácticamente todos los meses el Banco Central debe intervenir activamente para defender las bandas cambiarias, generando presiones inflacionarias que nadie quiere, así los sectores están preocupados principalmente por la incertidumbre en el riesgo cambiario.
Dolarizar parece que puede dar una tranquilidad a la gente, como ya sucedió en países de la región como Panamá y El Salvador, así como en Ecuador, donde luego de esa decisión las tasas de interés se vinieron a la baja, la intermediación bancaria también y se vio un aumento en los créditos en especial en personas de bajos recursos.
El país vive una situación muy distinta a la de otros que se dolarizaron prácticamente a la fuerza, afirman algunos analistas.
“La situación es muy distinta porque acá están altamente dolarizados. Aun cuando en El Salvador tuvimos una moneda estable por más de diez años, los depósitos en dólares como totales eran solo de un 7%, aquí son prácticamente el 50%”, explica Manuel Hinds, exministro de Economía y Finanzas de El Salvador.
Para este experto en el tema, ya que vivió la transición de su país a este sistema monetario los beneficios de si se llegara a dolarizar son principalmente la estabilidad de la economía, la seguridad de las personas y un índice mayor de confianza para generar inversiones y comercio.
Otro que ha impulsado mucho este movimiento a dolarizar el país es el economista y experto en el tema Luis Loría, presidente del Instituto de Desarrollo Empresarial y Acción Social; para él, con esto se acabaría la incertidumbre de muchos para hacer negocios.
“Hay que ver lo que dicen los que piensan que ganan o pierden con esta opción. Yo digo que tienen que estar dispuestos a aceptar un tipo de cambio de conversión de ¢500 por dólar y eliminar para siempre toda la incertidumbre cambiaria que impide a la gente planificar debidamente su futuro tanto desde lo personal o empresarial”, explica Loría quien asesoró al Gobierno de Ecuador luego de su dolarización en 2001.
Hay quienes piensan que para realizar esto nos endeudaríamos demasiado, pero tal y como lo explica Loría el Banco Central tiene en este momento más del doble de reservas monetarias de las necesarias para proceder a dolarizar.
A hoy ya se encuentra presentado ante la Asamblea Legislativa un proyecto de ley vía iniciativa popular para poder dar un paso en firme a la dolarización.

Fabio Parreaguirre
[email protected]


Ver comentarios