Logo La República

Martes, 19 de febrero de 2019



NACIONALES


Vuelve confianza en el sector constructivo por nuevo gobierno

Brandon Flores [email protected] | Viernes 18 mayo, 2018



La llegada al poder de Carlos Alvarado genera confianza y buenas expectativas en el sector constructivo, que ha enfrentado por lo menos un año de decrecimiento en la contratación y obras.

El repunte estaría supeditado a la manera en que el gobierno maneje temas prioritarios como el déficit fiscal y la política monetaria en general, ya que estos factores pesan al momento de que un desarrollador decida empezar una edificación de cualquier índole o que los consumidores opten por invertir en una nueva unidad.

Sin embargo, se espera un crecimiento de entre un 1% y un 5% hacia el final del año, lo que equivale unos 11 millones de metros cuadrados construidos en todo el país.

Lea más: Sector inmobiliario ajusta oferta ante problemas de tránsito



Las promesas del mandatario de vigorizar las alianzas público-privadas, reactivar inversiones para obras rezagadas, y simplificar trámites, generarán más encadenamientos productivos necesarios para fortalecer esta área económica.

Un gran porcentaje de la nueva oferta se consumirá entre obra pública y más edificios verticales con fines residenciales, de acuerdo con el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos.

Los involucrados son conscientes de que, si bien el efecto positivo no se sentirá de inmediato, al menos ven una luz de esperanza por las ideas de Alvarado y su equipo.

La recuperación económica internacional es otro elemento condicionante para el sector, que ve con buenos ojos la llegada de inversores extranjeros, que quieran construir aquí.

Las cifras del sector constructivo han sido poco alentadoras desde inicios de 2016, de conformidad con el Índice Mensual de Actividad Económica del Banco Central; a pesar de que se presentó una recuperación a inicios de 2018, esta no es significativa.

Lea más: Sectores se recuperan luego de lento 2017



El año anterior, la cantidad de permisos para nuevos proyectos decayó un 13,3%; las que más sufrieron fueron las viviendas y las edificaciones de uso comercial, solo el industrial tuvo un comportamiento positivo.

El limitado acceso a crédito bancario, exceso de trámites y permisos necesarios para construir, retrasos en las obras, así como la incapacidad de algunas entidades estatales para manejar varios proyectos al mismo tiempo, son los principales factores que han propiciado esta caída.

 


Factores positivos y condicionantes


El buen ambiente impera actualmente en el sector constructivo; sin embargo, destacan algunos factores positivos y negativos que definirían el rumbo de esta actividad económica este año.

Condicionantes   Positivos
 

Desde adentro


Algunos desarrolladores y participantes del sector inmobiliario son optimistas sobre el rumbo que pueda tomar la construcción con el nuevo gobierno.

Francisco Avilés

Gerente general
Argo Estrategia

Nos sentimos con esperanza de que estas promesas sucedan y además mejore la regulación del sector construcción, principalmente que se perfeccione la claridad en determinados procedimientos. Además, para recuperar la confianza se debe generar una recuperación del crédito para el sector privado, frenado en el último año.

Randall Fernández

Gerente general
Colliers

Nos llena de motivación que la primera dama esté relacionada con el gremio y tenga experiencia, lo mismo con el nombramiento de André Garnier. Se está viendo a la inmobiliaria y a la industria de la construcción como un motor de la economía y es motivante ver al gobierno trabajar en esa dirección.

Juan Álamo

Gerente general
ConstruReal

En general, no vemos tiempos difíciles, hay que confiar en que las promesas de Alvarado se cumplan. Hay incertidumbre alrededor por el pasado gobierno del PAC y con temas como el déficit, tasas de interés e IVA, todos son importantes tanto para nosotros como para los clientes que están pensando construir o comprar.

Ricardo Augspurg

Gerente general
Agrisal

El mercado costarricense ha crecido mucho, en función del tamaño de la población y del espacio, ha sido uno de los que desarrollaron un boom inmobiliario; es claro que la estabilidad económica y otros factores como estilo de vida, nivel educativo de la población y crecimiento empresarial justifican la llegada de más proyectos.

Olman Vargas

Director ejecutivo
Colegio de Ingenieros y de Arquitectos

La construcción mantuvo un comportamiento estable, no hubo ni crecimiento, ni caída. Vivienda, que representa un 60% del sector, no se aceleró tanto como la industria que sí estuvo dinámica. El turismo y comercio se mantuvieron estables. Para 2018, esperamos que el sector siga pujante.


NOTAS RELACIONADAS