Enviar
Inauguradas mejoras en tres campos de aterrizaje
Vuelos locales son más seguros
Aerolínea Nature Air anuncia compra de naves más grandes motivada por trabajos en pistas

Los turistas y ejecutivos que vuelan con frecuencia a lo interno del país podrán hacerlo con mayor tranquilidad.
Ello porque esta semana fueron inauguradas las mejoras realizadas a tres aeropuertos que sirven de operación a los vuelos locales.
Las obras incluyen desde la ampliación y reconstrucción de las pistas de aterrizaje hasta la colocación de mallas perimétricas.
En las infraestructuras se invirtieron casi $9 millones, provenientes del impuesto de salida del país y de los ingresos que genera el aeropuerto Juan Santamaría.
Fue el aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas, el que recibió más recursos de los tres que se inauguraron ayer temprano.
Ahí se invirtieron $4,5 millones en una calle paralela. Esta serviría para que las naves abandonen más rápido la pista una vez que aterrizan, para que calienten motores y a la vez lleva hacia una zona donde se construirán 18 hangares más.
Así mismo, se le incluyeron cinco metros más a la pista en sus costados, de manera que ahora mide 23 metros de ancho.
A los trabajos mencionados se les suman el reforzamiento en concreto hidráulico de la plataforma de aparcamiento de aviones y mejoras al sistema de iluminación.
Pocos minutos después de la inauguración de las obras en Pavas, la aerolínea Nature Air, que utiliza esas instalaciones como base de operaciones, anunció una próxima inversión.
Consiste en la compra de naves Havilland Dash 8, con capacidad para 44 pasajeros. La meta de esta empresa es volar fuera del país.
Esta compra de naves más grandes fue motivada por el aumento de la pista, confirmó Roberto Kopper, director de Nature Air.
Granada, en Nicaragua; Barú y Ciudad de Panamá, en Panamá, serían los nuevos destinos a los que llegaría la aerolínea local.
El aeropuerto de Pavas funciona actualmente como el centro de operaciones de la mayoría de vuelos nacionales. Por año, se realizan 70 mil viajes a los distintos destinos del país.
Además funciona como academia de pilotos y como base de vuelos privados, principalmente de ejecutivos que poseen su propio avión.
Los otros dos aeródromos que tuvieron mejoras inauguradas ayer fueron los de Barra del Colorado y Barra del Tortuguero.
Ambas pistas, que eran de lastre, se reconstruyeron en concreto hidráulico y a la vez se les instaló una malla perimétrica y se les demarcó.
Los dos destinos son un foco de atracción turística sobre todo de europeos y en menor medida de estadounidenses y canadienses, comentó Allan Flores, ministro de Turismo, quien agregó que la inversión podría atraer más vuelos y por ende más turistas.
Otra bondad de las mejoras realizadas a estos es que se cumple con las exigencias que plantean los turistas que frecuentan la zona, sobre todo en seguridad, expuso Francisco Jiménez, ministro de Obras Públicas.
El plan incluye 21 campos aéreos y una inversión total de $20 millones. De las pistas que opera el Estado solo la de Chiroles no se incluyó en el programa.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios