Logo La República

Sábado, 29 de febrero de 2020



COLUMNISTAS


Votos de confianza para las nuevas autoridades municipales

Siany Villalobos [email protected] | Martes 04 febrero, 2020


Costa Rica, a partir del año 2002, inició el primer proceso de elección popular para designar a sus autoridades locales de forma separada de las elecciones nacionales, la figura del alcalde o alcaldesa cambia sustancialmente de percepción; es vista desde una perspectiva gerencial, donde desarrolla sus habilidades y destrezas para mejorar la gestión y superar las metas planteadas y las expectativas de la población cantonal, que generalmente son muy altas, críticas y exigentes.

Este fin de semana los y las costarricenses decidieron quienes serán sus autoridades locales a partir de mayo 2020-2024, la esperanza se centra en la confianza que se les ha otorgado para que cumplan con las promesas de campaña y generen el desarrollo cantonal que aspiramos.

La democracia se fortalece con cada uno de estos procesos, aun cuando levemente se notó un menor abstencionismo pasando de 64.6% en el 2016 a 63.6% en este recién proceso 2020, lo positivo a destacar es que salió más gente a votar, no permitiendo que otros decidan por ellos.

De los resultados todavía podemos observar un rezago histórico en el elección de mujeres en los puestos de las alcaldías, en la primera elección en el año 2002 solo se eligieron 7 alcaldesas, en el año 2016 se eligieron 12 y para este nuevo periodo 2020 con datos preliminares se observa que resultaron electas solamente 9, es decir un 7% de las alcaldías estarán representadas por mujeres, evidenciando un retroceso, situación que nos da la razón de que únicamente con acciones afirmativas será posible la paridad en este país.

Ahora bien, también observamos el crecimiento de los partidos cantonales inscritos, los datos históricos evidencian que muchos se inscriben y pocos lograban triunfar, tal es el caso de la elección del año 2016, solamente 5 cantones lograron la victoria, San José, Escazú, Montes de Oca, Curridabat de la gran área metropolitana y el cantón central de Limón. Sin embargo, para este nuevo periodo podemos encontrar como resultado el triunfo en 12 alcaldías, demostrando un crecimiento por más del 100% (Montes de Oca, Curridabat, Moravia, Turrubares, Palmares, Sarchí, Santo Domingo, Nicoya, Limón, Santa Cruz, Nandayure y Pococí).

Asumir funciones en la alcaldía o en la intendencia municipal, como en cualquier otra organización, no es sencillo, se debe iniciar un proceso de adaptación; en este caso concreto, ubicarse en un puesto de elección popular como representante de los intereses de un pueblo, tal como lo dicta nuestra Constitución Política. En el caso de las alcaldías reelectas tienen la ventaja de estar adaptadas y haber superado la curva de aprendizaje, sin embargo, deben enfrentarse en muchos casos al ingreso de nuevos regidores y regidoras y no precisamente de su partido político, donde la comunicación y la negociación serán vitales por el desarrollo del cantón.

Las autoridades en la alcaldías por primera vez, llevarán un proceso de aprendizaje y acomodo, deben ser cuidadosas para llegar a cumplir con los compromisos adquiridos, expectativas y demanda para resolver situaciones específicas, tanto internas como externas; de igual manera, enfrentarse a aspectos de la gestión pública, que no muchas veces son confortables, la burocracia del día a día se convierte en una situación compleja para las personas que tienen su primer contacto con lo público, es decir, para quienes vienen de lo privado, donde se toman las decisiones y se ejecuta de inmediato por el costo de oportunidad. Ahora bien, con ilusión, deseos de aprender y disposición, los objetivos se pueden lograr con éxito.

Siempre es importante reconocer que cada municipalidad tiene sus propias particularidades, para efectos de desarrollar satisfactoriamente el programa de gobierno inscrito y por el cual fue electo como autoridad en la alcaldía o intendencia.

Igualmente no se puede perder de vista que nuestro sistema municipal se encuentra en un proceso de transición, se lucha por la descentralización responsable, no para concentrar poder a nivel local, por el contrario, su objeto es la apertura, la participación de los y las vecinas en la toma de decisiones, la rendición de cuentas y la posibilidad de contar con gobiernos locales abiertos, y cuando se habla de “abiertos”, no me refiero a las publicaciones de obras de infraestructura en las páginas web de las municipalidades, la población tiene derecho a conocer sobre las sesiones municipales, los acuerdos, los presupuestos, movimientos presupuestarios, compras, recurso humano y muchos temas más que difícilmente los encontramos en la páginas de las municipalidades.

En consecuencia, con tanta responsabilidad que tienen estas autoridades, no queda más que felicitarles por su elección y dar votos de confianza, con la esperanza que su gestión incida positivamente en el desarrollo de nuestros cantones.


NOTAS ANTERIORES


“1984” en el 2020

Viernes 28 febrero, 2020

A pesar de que esta obra data de 1949, es hasta el siglo XXI que ha aumentado el uso y potencial de los datos “Big Data”.

Los jóvenes no deben morir

Jueves 27 febrero, 2020

Los jóvenes no deben morir y jamás del suicidio, ni aún aquellos que están en las cárceles purgando penas propias y ajenas, producto de su ímpetu, ignorancia

El sombrero de Ottón

Jueves 27 febrero, 2020

En los albores del Siglo XXI, un exdiputado y exministro del Partido Liberación Nacional, rompió sus lazos, con un proyecto denominado Acción Ciudadana







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.