Voto útil entraría en juego
Más que decantarse por una opción que los representa, algunos costarricenses podrían votar en contra de un candidato, advierten los especialistas. Imagen con fines ilustrativos/La República
Enviar

Segunda ronda propiciaría fenómeno

Voto útil entraría en juego

Partidos con bajo caudal electoral podrían perjudicarse

Votar a ganar, o al menos que el otro no gane, podría ser motivo para que algunos costarricenses se acerquen a las urnas el próximo 2 de febrero.
Esta opción se abre entre las posibilidades de muchos costarricenses, empujados por una campaña que se polariza cada vez más entre dos fuerzas políticas.


201401172310540.n33.jpg
Así lo interpretan analistas y expertos en la materia, que vislumbran una segunda ronda electoral, respaldados por la última encuesta de CID Gallup para LA REPÚBLICA, que muestra un repunte de Johnny Araya, candidato del PLN, quien aún no reúne el respaldo necesario para alzarse con una victoria en primera ronda electoral.
“Votar por aquel que se ve como la opción más racional, ajustándose a unos valores mínimos y que tenga posibilidades reales para ocupar el poder”, así define el politólogo Gustavo Araya el voto útil.
En la cultura política costarricense esto aparece desde hace mucho, señala el politólogo, resaltando que el partido que se consideraba más apto en el pasado para hacer la contraposición al partido oficialista era el PAC.
Por su parte, Claudio Alpízar, politólogo y columnista de este medio considera que el voto útil del votante promedio del PAC podría inclinarse hacia el Frente Amplio, al coincidir en muchos lineamientos ideológicos.
En el caso del PUSC, Alpízar considera que el voto útil iría hacia el Movimiento Libertario.
“En estos momentos, mucha gente que está pensando en que Luis Guillermo Solís o Rodolfo Piza son dos buenos candidatos, dudan si su voto va a generar un cambio importante, entonces empiezan a cuestionarse”.
La afinidad del PAC con el Frente Amplio es tal, que una coalición entre Luis Guillermo Solís en la presidencia y José María Villalta en la vicepresidencia estuvo a punto de concretarse, pero el tiempo y el recelo de algunos sectores de Acción Ciudadana imposibilitaron la coalición.
Inclusive en algunos debates se especuló de una posible alianza entre ambos partidos, la cual fue desmentida por Luis Guillermo Solís, candidato del PAC.
En el caso del Movimiento Libertario, tercera opción con mayor intención de voto, trabajan en generar una alianza con el PUSC.
Luego de conseguir el respaldo del equipo económico socialcristiano, Otto Guevara ya estudia nuevas alianzas con partidos minoritarios, además de seguir explotando el caudal electoral que le ha fortalecido en esta campaña.
Entre los movimientos políticos que interesan al Movimiento Libertario se destaca el Partido Nueva Generación, Partido Integración Nacional y el Partido Avance Nacional.
El costo de una eventual segunda ronda electoral sería de aproximadamente unos ¢4 mil millones para el Tribunal.

Luis Fernando Cascante
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios