Volkswagen mantiene conversaciones de emergencia con autopartista
Foto Bloomberg
Enviar

Volkswagen mantenía conversaciones de emergencia con un proveedor, en una disputa que ha llevado a VW a interrumpir la producción de sus exitosos modelos Golf y Passat luego de que la firma de autopartes tomara la inédita medida de suspender la entrega de componentes de transmisión y asientos.

La interrupción de la producción se extendió el lunes a seis fábricas de Alemania, lo que afectó a 27.700 empleados, alrededor de 10% de la fuerza de trabajo local de VW. Commerabank estimó que la suspensión, que ya está en el quinto día, podría reducir hasta en 70 millones de euros ($79 millones) semanales las ganancias.

{l1}escandalo_diesel_de_vw_comprometeria_a_autopartista_aleman_bosch{/l1}

Si bien la relación entre automotrices y proveedores puede abundar en tensiones, casi no hay precedentes de una autopartista que deje de entregar componentes. Las partes intentan resolver el conflicto por sus propios medios, mientras se enfrentan también en el ámbito judicial. La disputa por un contrato con subsidiarias alemanas de Prevent, que tiene sede en Bosnia, puede agravar los problemas de VW y afectar los intentos de incrementar las ventas y las ganancias de su marca homónima.

“Nos sorprende mucho que la pelea se haya intensificado hasta el punto de tener un fuerte impacto en la producción”, dijo en una nota a clientes Sascha Gommel, analista de Commerbank, en una nota a clientes. “El conflicto llega en un momento inconveniente para VW”, dado que su reputación aún sufre el impacto del escándalo de manipulación de emisiones.

Las acciones de Volkswagen subieron 0,1% en las operaciones de Fráncfort. La acción ha declinado 10% este año, lo que da a la compañía manufacturera alemana un valor de 62.400 millones de euros.

{l2}duenos_de_autos_volkswagen_contaminantes_podrian_seguir_usandolos{/l2}

Volkswagen buscaba trasladar los costos de la crisis a los proveedores y la autopartista se vio obligada a resistir en aras de su supervivencia, según Prevent. VW se ve presionada a reducir el gasto en momentos en que enfrenta demandas e investigaciones de organismos reguladores tras revelar en septiembre del año pasado que 11 millones de autos diesel tenían un software destinado a engañar en las pruebas sobre emisiones. La compañía ha reservado 18 mil millones de euros para cubrir los costos del escándalo.

Las dos divisiones de Prevent, Car Trim, de componentes para asientos, y ES Automobilguss, de partes de transmisión, suspendieron las entregas cuando Volkswagen se negó a reembolsar a los proveedores por alteraciones realizadas en sus fábricas para un contrato que luego cayó. La compañía de autopartes había exigido una compensación de 58 millones de euros, informó el domingo el diario Sueddeutsche Zeitung. El pedido que VW canceló comprendía una orden de 500 millones de euros a Car Trim que debía iniciarse el año próximo, dijo la semana pasada una persona familiarizada con el tema.


Ver comentarios