Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Vivir en la nube, ¡qué bien!

Nuria Marín [email protected] | Lunes 14 marzo, 2011



Creciendo [email protected]
Vivir en la nube, ¡qué bien!

Cuando estaba en la escuela, la referencia o definición de alguien que vivía en las nubes era una descripción si se quiere peyorativa. Indicaba que esta persona simplemente no vivía en el mundo real, pensaba que todo estaba bien y que su mundo era perfecto y maravilloso.
En una subversión de lo anterior, estaban también aquellos que ocasionalmente “visitaban” las nubes, aquellos que de tiempo en tiempo se distraían o se perdían en el tedio de una explicación…, razón por la cual eran acreedores de frecuentes regatiñas.
En el mundo nubecino hay de todo… Están también aquellos que convenientemente recurren a las nubes de humo, creativas cortinas para distraer la atención de los puntos o hechos verdaderos o realmente importantes.
Otra máxima de ese mundo polifacético nubecino es cuando los precios, como en el presente, se disparan por las nubes… Significado: no hay salario que alcance frente a los crecientes aumentos.
Las acepciones negativas del vivir en las nubes…, pareciera que será una realidad del siglo XX dando el paso en la actualidad a un mundo desconocido y sin límites que brinda el increíble mundo de la tecnología.
En el siglo XXI la nube se ha convertido en la chica hot del momento. El “cloud computing” o computación en la nube, es una de las más revolucionarias realidades del mundo de la tecnología actual.
Se trata ni más ni menos de la posibilidad de acceder a archivos en cualquier parte del mundo desde cualquier computadora. Atrás quedaron los discos “floppy” o flexibles, los “diskettes,” los “pendrives” y discos duros externos. El futuro está en la nube donde se cambian y disocian conceptos como el software y el hardware.
A partir de este novedoso concepto nuestros documentos, hojas de excel, fotos, etc. estarán en la nube, disponibles en cualquier momento y lugar lo cual sin lugar a dudas se convierte en una herramienta fundamental para quienes nos consideramos viajeros nómadas y trabajadores a la vez.
Gracias a esta maravilla tecnológica podemos contar con una fácil y accesible herramienta que nos permite mantener en línea (Mobile me, Exchange, etc.) y en sincronía la computadora, teléfono móvil así como otros dispositivos móviles como el Ipad.
La nube o “Cloud Computing” es el futuro… ¿o el presente? Y así lo han entendido empresas como Google o el gobierno de China. Este último está construyendo una nueva e increíble ciudad en la Provincia de Heibei con capacidad para albergar y suplir megacapacidades en el nuevo mundo de la nube.
Vivir en la nube se ha convertido en un concepto que evoluciona con el tiempo… En contraste con los años de mi infancia, la nube es hoy un concepto revolucionario y amplio en oportunidades para los gobiernos que bien aprovechado puede significar, entre otros, menos inversión en hardware y mayor eficiencia en el manejo de la información y datos lo cual sin lugar de dudas redundaría en generar mayor competitividad para nuestro país.

Nuria Marín