Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



GLOBAL


Violencia en México suma 1.500 víctimas

| Lunes 23 marzo, 2009



El noroeste es la región más conflictiva por el crimen organizado
Violencia en México suma 1.500 víctimas

• El sábado fueron asesinadas 15 personas en Durango y siete más en Sinaloa

México
EFE

La ola de violencia que asuela México registra ya cerca de 1.500 víctimas mortales en lo que va de 2009, según cifras extraoficiales, después de que este sábado se registraron 15 asesinatos en Durango y siete más en Sinaloa.
El noroeste del país, la zona conocida como el “triángulo dorado”, se convierte así en la región más conflictiva de México con los estados de Sinaloa, Chihuahua y Durango entre los más afectados por las acciones del crimen organizado.
El sábado Durango sufrió el recrudecimiento de la violencia al desencadenarse un motín en una cárcel cercana a la capital del estado y morir en él siete reos por heridas de arma blanca.
Antes del hecho, en la capital del estado Naún Efrén Medina, director de la cárcel donde ocurrió el motín, sufrió un atentando con armas de fuego por parte de desconocidos.
En el incidente resultó herido Medina, mientras uno de sus escoltas, Óscar Javier Campos, perdió la vida.
Un tercer hecho violento lo constituyó el hallazgo de siete cadáveres calcinados en un camino de la carretera Durango-La Flor, en la zona conocida como Los Llanitos, a unos 30 kilómetros de la capital.
Durango se suma así a los estados mexicanos del noroeste del país, los de la denominada región del “triángulo dorado”, donde la violencia está sucediendo con mayor virulencia.
Medios locales consideran que esta situación deriva del enfrentamiento de los hermanos Beltrán Leyva contra grupos vinculados al cártel de Sinaloa, encabezado por Joaquín “El Chapo” Guzmán.
En lo que va de 2009 los homicidios dolosos asociados con el crimen organizado en México ascienden a 1.482, según datos extraoficiales que publicó ayer el periódico El Universal.
Otro diario, Excelsior, informa ayer de que entre enero y lo que va de marzo han sucedido 158 asesinatos vinculados con el crimen organizado en Durango, los que convertirían al estado en “el segundo más violento en lo que va de año” en México.
En 2008 el total de asesinatos registrados no alcanzó los 300 casos en el estado, por lo que en los tres primeros meses de 2009 se superaría ya la mitad del total de crímenes del pasado año.
El rotativo detalla que los municipios duranguenses más conflictivos son Gómez Palacio, Durango, Lerdo, Poanas, Pueblo Nuevo, Santiago Papasquiaro, Guanaceví, El Oro, Vicente Guerrero y San Dimas, ubicados en el norte del estado y cerca de la capital.
Durango, Chihuahua y Sinaloa concentran ya el 62% de las muertes relacionadas con la delincuencia organizada del año, según las cifras del mismo rotativo.
Precisamente en Sinaloa, en la comunidad de Mocorito, fueron hallados ayer siete cadáveres sin identificar de delincuentes que podrían haber sido emboscados por una banda rival.
Las víctimas portaban cargadores de fusil AK-47 y cerca de ellas fueron encontradas varias de esas armas.
Esta violencia reciente sucede en una semana en la que el Gobierno mexicano anunció la captura de dos líderes de los cárteles de Sinaloa y El Golfo.
El primero de ellos fue Vicente Zambada Niebla, alias “el Vicentillo”, hijo del narcotraficante Ismael “El Mayo” Zambada García, uno de los máximos jefes del cartel de Sinaloa.
El segundo es Sigifredo Nájera Talamantes, alias “El Canción”, presunto líder del grupo armado “Los Zetas”, asesino de nueve militares y responsable de los ataques con granadas al consulado de Estados Unidos en la ciudad de Monterrey y las instalaciones de la empresa Televisa en esa urbe.
El próximo 25 de marzo está previsto que visite México Hillary Clinton, secretaria de Estado de Estados Unidos, quien entre otros asuntos analizará con la canciller mexicana, Patricia Espinosa, la violencia vinculada con los cárteles de la droga.
México ha pedido a Estados Unidos una mayor “corresponsabilidad” en el combate al crimen organizado, en particular para controlar las armas que ingresan al país y el lavado de dinero asociado con el crimen organizado.