Enviar
En cuatro días, gigantes de la telefonía deberán presentar sus ofertas para la apertura
Vienen los grandes
Mexicana América Móvil es la única que acepta abiertamente su participación
Los pasos de los gigantes ya hacen retumbar la tierra. Sus cuerpos, alimentados con las multimillonarias ventas mundiales comenzarán a verse en cuatro días, cuando se conocerá por fin cuáles son las empresas que tomarán parte en la competencia en la telefonía celular.
Hasta ahora, la única que ha manifestado abiertamente su decisión de participar en el concurso por una de las tres frecuencias celulares es la mexicana América Móvil. Con un peso de $12.360 millones en ventas a setiembre pasado, la compañía del magnate Carlos Slim tiene claro que asistirá a la entrega de ofertas este 14 de diciembre.
Los restantes cuatro que han mostrado interés prefieren mantener su decisión en el mayor de los secretos y ni siquiera hablar ante los medios de comunicación.
De ellas, la que más probabilidades tiene de presentar una oferta es Telefónica de España, otro gigante cuyo peso llegó a los $12.159 millones al tercer trimestre del año, tal como se desprende de un sondeo realizado por LA REPUBLICA entre consultores y expertos ligados a las telecomunicaciones.
Su tamaño en ventas dista mucho de los restantes competidores, incluso del propio Instituto Costarricense de Electricidad que a setiembre registró ingresos en el área de telecomunicaciones por el orden de $750 millones, unas 16 veces más pequeño.
Sobre la irlandesa Digicel, la británica Cable & Wireless y la sueca Millicom existe aún incertidumbre sobre lo que harán.
Las marcadas diferencias frente a sus competidores así como decisiones de mercado adoptadas especialmente en los últimos dos años podrían influir en su decisión de participar o no en la competencia celular costarricense.
Ante este escenario, la Superintendencia de Telecomunicaciones tiene prácticamente todo preparado para recibir las ofertas el próximo martes. Luego de esto se abocará a analizarlas y elegir las que considere más convenientes para el país. Su decisión será trasladada en una recomendación al Poder Ejecutivo a inicios del próximo año, para efectuar en febrero la adjudicación final.
Se espera que la apertura se produzca en forma operativa a partir de octubre del próximo año, aunque en un escenario pesimista, también se maneja febrero de 2012.

Luis Valverde
[email protected]
Ver comentarios