Vicepresidenta del TSE: “Elevado abstencionismo municipal sería cosa del pasado”
“De parte del Tribunal no hay interés en volver a unir las elecciones”, dijo Eugenia Zamora, vicepresidenta del TSE. Esteban Monge/La República
Enviar

201601272110340.rec8.jpg
Los resultados de separar las elecciones nacionales y las municipales, solo se palparán en el mediano plazo.
Por esta razón, el Tribunal se opone a unir nuevamente los procesos electorales, asevera Eugenia Zamora, vicepresidenta del TSE.
Además, la autoridad electoral espera que este 7 de febrero los costarricenses salgan a votar en masa, revirtiendo de esta forma el elevado abstencionismo de más del 70% de los tres procesos anteriores.

¿Cuáles son las expectativas del TSE sobre las elecciones?
Nuestro gran objetivo es que todas las urnas electorales se abran sin dificultad, para que ningún costarricense se quede sin votar por razones técnicas; asimismo, esperamos que vaya a votar la mayor cantidad posible de conciudadanos.

¿Se podrá revertir el abstencionismo superior al 70% de las tres elecciones pasadas?
Esta es la primera vez en los comicios de alcalde que todos los cargos municipales se agruparon en un mismo proceso, por lo que hay un mayor involucramiento de la dirigencia, también tendremos alternancia de género en las papeletas y financiamiento electoral, por lo que están dadas las condiciones para mejorar la participación.
A todo esto, hay que sumar el interés en votar que señalan los costarricenses en las encuestas, situando una participación de hasta el 70% en la última medición de la UCR.
Los costarricenses se han dado cuenta de que las municipalidades impactan directamente en la vida cotidiana.
Esto nos da esperanzas de acabar con el abstencionismo, ya que ahora las municipalidades sí importan, a tal punto, que ya tienen la misma trascendencia que el Gobierno central para los electores.

En caso de que el abstencionismo no ceda terreno y se mantenga alto, ¿recomendaría el TSE volver a unificar las elecciones nacionales y municipales?
De parte del Tribunal no hay interés en volver a unir las elecciones, ya que los resultados para la democracia no se palpan en el corto plazo; sin embargo, esa es una valoración que les corresponde a los partidos.
Por otra parte, el costo de la elección es bajo si se considera el presupuesto nacional por ¢8 billones.

De todas las candidaturas de alcalde, solo el 19% es de mujeres, ¿qué se puede hacer para mejorar los índices de paridad política?
Tenemos que recordar primero que hay un fallo de la Sala IV que obligaría a los partidos a cumplir una paridad horizontal y vertical en las listas de elección popular en 2018, sin embargo, esto no quedará claro hasta que los magistrados den a conocer la integralidad del fallo.
Por otra parte, en 2001 el Tribunal propuso que los partidos definieran los encabezamientos de las nóminas por rifa, de manera que salieran más mujeres seleccionadas, sin embargo, los diputados desecharon esa idea y permitieron que los partidos siguieran escogiendo el sexo de las personas que encabezan la papeleta de elección popular, mientras que en 2007 una propuesta similar para mayor paridad del Inamu, también fue rechazada por los legisladores. Esperamos que esto cambie.

¿Cuáles reformas requiere el Código Electoral para mejorar las elecciones?
El Tribunal quiere participar en la formulación de recomendaciones, que desde el punto de vista técnico, depuren los comicios para hacerlos más equitativos.
Un ejemplo de esto serían las franjas electorales, para garantizar el acceso de todos los partidos a los medios de comunicación de radio y televisión, la obligación del transporte público gratuito para los electores, y la contribución estatal adelantada entre otros cambios.

Ver comentarios