Enviar
Compra de asfalto cayó 42% en el primer semestre
Vías con el menor mantenimiento en años
Reducción en inversión causa gran daño en carreteras
Contraloría intervino en problema y autorizó contratar reparaciones de emergencia

Este año las carreteras nacionales han recibido la menor cantidad de asfalto para su mantenimiento rutinario, que se haya realizado en varios años.
Solo basta dar un vistazo a las ventas de este producto reportadas por la estatal Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) durante el primer semestre del año, para deducir que el programa de reparación de vías presenta un retroceso.
La contabilidad arrojó que de enero a junio de este año se comercializó un 42% menos de asfalto, lo que significa casi 94 mil barriles por debajo de los distribuidos en 2009.
Estas ventas no solo son las más bajas que se han registrado en los últimos cuatro años, sino que además se traen abajo el ascenso que se venía registrando en cuanto a la reparación de vías.
Dos son los factores que han incidido en el desplome de las compras de asfalto en el mercado local.
El principal es la parálisis que enfrentó el programa estatal de reparación de caminos este año, pues el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) dejó vencer los 22 contratos de mantenimiento y no los renovó a tiempo.
El Conavi es el principal comprador de asfalto del país, pues es la entidad a la que se le encargó invertir en mejoras viales los impuestos a los combustibles y al derecho de circulación de vehículos que pagan todos los conductores.
La caída del mercado de la construcción en general es el otro factor que ha repercutido en la rebaja de las ventas del derivado del petróleo, ya que por lo general los desarrollos inmobiliarios van acompañados de vías de acceso.
Los grandes afectados por la poca inversión que se ha aportado a las carreteras son los conductores, pues estas cada vez más se van llenando de huecos.
Un recorrido realizado por un equipo de LA REPUBLICA pudo corroborar un gran deterioro en la carretera Bernardo Soto, sobre todo en el tramo entre el aeropuerto y el cruce de Manolos.
También es notorio el daño que sufre la Interamericana Sur. Por ejemplo, en el tramo entre Palmar y Paso Canoas es difícil no caer en un bache pues los hay de todos los tamaños y profundidad. Son reiterados los vehículos que se ponchan al caer en uno de estos hoyos.
A la lista de caminos en mal estado se suma la carretera que lleva a La Fortuna de San Carlos, pues las compañías de transporte de turistas reportan que son constantes los golpes que sufren los vehículos por el daño que presenta la calle.
Para evitar el colapso, la Contraloría General de la República debió intervenir en el problema al permitirle al Conavi ampliar los contratos de mantenimiento vencidos hasta por seis meses, mientras se completa el proceso para volver a contratar el plan de reparación de carreteras en todo el país.
El reto de las autoridades viales es revertir la caída en la compra de combustibles a partir del segundo semestre de este año, tomando en cuenta no solo que entrarán en ejecución los trabajos aprobados por la Contraloría de forma emergente, sino también que se pondrán en marcha los nuevos 22 contratos y se invertirán los primeros $375 millones del cuantioso empréstito vial otorgado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios