Vettel rodó solitario
Sebastian Vettel presenta un dominio abrumador en las competencias de la Fórmula Uno. John Thys-AFP/La República
Enviar

Vettel rodó solitario

El alemán voló en Bélgica delante de un remontador Alonso

Sebastián Vettel ha puesto marcha directa hacia su cuarto título consecutivo en la Fórmula Uno, y lo hizo dominando el Gran Premio de Bélgica a placer, donde únicamente Fernando Alonso pudo aguantarle el ritmo.
El alemán llegó de las vacaciones de medio año dispuesto a ponerle su nombre al Mundial lo antes posible. Mientras sus rivales le ayudan dando tropiezos, por ejemplo Kimi Raikkonen que comenzó detrás de Vettel en la general, pero tuvo que abandonar por problemas en los frenos y cayó hasta el cuarto lugar.
Es ahí donde se mira hacia los que se encuentran por debajo de Vettel en el tablero y aparece Alonso, inconsistente en las clasificaciones sabatinas, y poderoso en las carreras, pero en las cuales normalmente va obligado a obrar un milagro.
Ayer fue uno de esos, salió de noveno y en la primera curva ya había dejado tres rivales atrás. En esa misma curva Vettel también hacía lo propio rebasando a Lewis Hamilton —ganador de la pole—.
Así comenzó el camino de Alonso de remontar, sin una gota de lluvia que tanto pidió, y de Vettel de hacer lo que más sabe, aguantar arriba, hasta ver la bandera de cuadros.
Vettel sacó y sacó segundos, mostrando su habilidad de piloto y aprovechando el poderío del coche, que parecía tener alas en lugar de llantas.

Dinia Vargas
[email protected]

Ver comentarios