Veto verde: Plan eliminaría bolsas plásticas
Auto Mercado ve favorablemente cualquier iniciativa dirigida a la reducción del consumo de bolsas plásticas en el país y en general al uso sostenible de los recursos, asegura Silvia Pérez, coordinadora RSE Auto Mercadeo.
Enviar


RESUMEN EJECUTIVO
Faltan todavía varios detalles, que afectarían la manera en que la gente realiza sus compras, así como los costos de un programa, que eliminaría las bolsas de plástico.
Sin embargo, la Asamblea en este momento ve con buenos ojos un proyecto, que en cinco años prohibiría la entrega a los consumidores de los supermercados y otros comercios de bolsas desechables no biodegradables.
Actualmente, en Costa Rica se desechan en un año unos 1.000 millones de bolsas de plástico, muchas de las cuales terminan contaminando el suelo, así como los ríos y mares, donde afectan la vida silvestre y marítima.
Los lectores de La República por su parte están a favor del concepto, de acuerdo con un sondeo celebrado ayer.

 


Faltan todavía varios detalles que afectarían la manera en que la gente realiza sus compras, a raíz de un programa que eliminaría el uso de las bolsas de plástico, actualmente entregadas a los clientes de los supermercados y otros comercios, de acuerdo con un proyecto de ley que está en la Asamblea.

No queda claro sobre qué tipo de bolsa podría reemplazar la desechable, ya que algunos tipos denominados como biodegradables no se decomponen en los botaderos, al necesitar exposición al oxígeno, mientras otras solamente se degradan de forma parcial, de modo que requieren hasta varias décadas para desaparecer.
Otros tipos, hechos de materiales naturales, se degradan completamente; sin embargo, son caros en comparación con las bolsas de plástico.
La única forma de eliminar el problema de la contaminación de las bolsas es la degradación, ya que a cambio de las botellas de plástico, no existe en ninguna parte del mundo un sistema efectivo para reciclarlas.
La reducción en la contaminación tampoco es del 100%, dado que se requiere más energía producir la bolsa biodegradable que la desechable.

Para las empresas, la norma les obligaría a encontrar nuevos proveedores, así como definir el precio al consumidor, que variaría de acuerdo con el costo, que podría rondar los ¢50 por bolsa biodegradable.

En Argentina, el consumidor paga el equivalente de ¢30 por cada una, monto parecido a lo que cobran varias cadenas de supermercados canadienses.

Sin embargo, se trata en ambos casos de las economías de escala que no existen en Costa Rica, así como una amplia producción nacional que elimina la necesidad de importar el producto.

La mayoría de las tiendas nacionales en este momento no cobran al cliente por la bolsa desechable, ya que el costo es bajo.

En cuanto a la contaminación, la fauna silvestre y marítima pueden ingerir el plástico, dado que la bolsa convencional desechada, que incluye materiales tóxicos como el polietileno, que tiende a fragmentarse en pedazos y a menudo aparece como comida.

Otras bolsas terminan en los botaderos, donde tienen una vida de hasta 1.000 años, mientras permanece el riesgo de que los contaminantes se filtren en el suelo o los acuíferos.

Actualmente, en Costa Rica desechamos en un año unos 1.000 millones bolsas de plástico, de acuerdo con un cálculo de La República.

La Asociación Costarricense de la Industria del Plástico esta semana inició una ronda de visitas al Congreso para procurar que el proyecto sea devuelto a comisión.

Sin embargo, hay buen ambiente político para la iniciativa de prohibir las bolsas desechables mediante un programa que tomaría cinco años, ya que Liberación, PUSC, Frente Amplio y PAC la apoyan.

La propuesta fue presentada durante la administración anterior por José María Villalta, en este entonces diputado del Frente Amplio.
Muchos países del mundo ya han prohibido o restringido el uso de las bolsas desechables.
Los lectores de La República, por su parte, están a favor del concepto, de acuerdo con un sondeo celebrado ayer.

201511122012000.recuadro-10-1.gif
201511122012000.recuadro-10-2.gif
201511131052060.YOLANDA-FDEZ.jpg
Walmart es y será siempre respetuoso de la legislación nacional. Aunque la iniciativa no es aún una ley de la República, de llegar a serlo, acataremos las disposiciones que establezca, como es nuestra política hacerlo, comentó Yolanda Fernández, gerente de Asuntos Corporativos Walmart.


Ver comentarios