Enviar
Verdad, mitos y errores

El doctor en física nuclear, Camilo Cruz, aseguró a Magazine que las personas solo pueden atraer aquello que sean capaces de visualizar

Carmen Juncos
[email protected]

Tanto se ha dicho sobre la Ley de la atracción, que muchos hasta la asocian con lo esotérico o lo metafísico, pero el Dr. Camilo Cruz, quien posee una maestría en química y un doctorado en ciencias de la Universidad de Seton Hall, decidió traer el asunto al terreno científico para “generar modelos que demuestran la relación existente entre la manera de pensar de una persona, su comportamiento y sus logros”.
Este científico, autor de 28 libros de gran éxito internacional, asegura que una persona solo puede alcanzar en la vida aquello que es capaz de visualizar. Por eso, generar la imagen mental de lo que se desea y mantenerse fiel a ella producirá una serie de reacciones que llevarán a conseguir lo que se busca, porque el sistema nervioso y el cerebro no logran discernir si lo que alguien está experimentando sucede en la realidad o simplemente lo está imaginando.
Y para comprenderlo pone un ejemplo. Si alguien imagina un limón ácido, con su color, textura, aroma y sabor y visualiza como lo parte con un cuchillo, le retira las semillas y lo exprime echándose en la boca el zumo, al finalizar el ejercicio tendrá la boca cargada de saliva que el cuerpo ha generado como respuesta, en un acto involuntario, aunque en realidad el limón solo ha estado en la mente.
De este modo explica Cruz la respuesta del organismo a la visualización de objetos o situaciones. Por eso asegura que al visualizar lo que se desea alcanzar se está reprogramando el subconsciente con nuevos comandos.
La afirmación de Cruz funciona no solo para cada individuo sino para una empresa o colectividad. En este campo lo correcto, según él, no es competir sino crear.
En su libro “La ley de la atracción, mitos y verdades sobre el secreto más extraño del mundo” (de venta en Librerías Internacional), este científico y conferencista de fama resalta que las personas hablan consigo mismas 14 horas diarias e investigaciones demostraron que el 80% de ese diálogo interno es negativo. Esto es lo que hay que cambiar. Pero además de visualizar hay que actuar en esa dirección.
Si alguien se repite mentalmente “no volveré a fumar”, el cerebro solo almacenará el dato relacionándolo con el fumado y eliminando la palabra “no” que no es capaz de visualizar.
Así, la premisa de Cruz, quien ofreció una conferencia a 400 personas en Liberia el domingo, es “tu éxito es tu responsabilidad” y “el éxito de una empresa no es más que el reflejo de las personas que la componen”.
Ver comentarios