Enviar

Venezuela: dueños de inmuebles obligados a venderlos

Los dueños de inmuebles alquilados en Venezuela hace 20 años o más deberán venderlos a sus arrendatarios en un plazo perentorio de 60 días o afrontar multas cuya mora derivará en posteriores embargos, según un decreto publicado ayer.
El decreto del Ministerio de Vivienda advierte que la multa inicial será de 2 mil Unidades Tributarias, equivalente a 254 mil bolívares (unos $40.317 a la cotización oficial de 6,3 bolívares por dólar), que debe ser pagada en un lapso de cinco días.
La multa será doblada si no se paga en ese lapso y, tras ello, de mantenerse la mora, "la Superintendencia Nacional de Arrendamiento de Vivienda solicitará el embargo ejecutivo correspondiente sobre el inmueble o inmuebles objeto de la multa", señala.
En una primera reacción, Roberto Orta, presidente de la Asociación de Propietarios de Inmuebles Urbanos (Apiur), catalogó la norma de "inconstitucional".
En declaraciones a la emisora Noticias24, dijo que se trata de una medida que "despoja de su propiedad" a dueños legítimos, pese a que la Constitución solo prevé la expropiación o la confiscación, con el respectivo pago de una indemnización.
Además, añadió Orta, "muchos de estos edificios los ocupan personas de la tercera edad", a quienes la banca no los considera a la hora de otorgar créditos.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro, adicionalmente, aún no fija los nuevos valores por metro cuadrado de construcción que deben reconocer el índice inflacionario, que en 2013 fue de 56,2 %, agregó el titular de Apiur.
El fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) lanzó en 2011 la Gran Misión Vivienda, un programa para hacer frente al déficit de inmuebles que sufre Venezuela y que, según cifras oficiales, afecta a 3,7 millones de jefes de familia carentes de hogar o con viviendas que requieren ser habilitadas.
El plan se apoya en la firma de diversos convenios con una decena de países, entre ellos, Rusia, China, Uruguay y Bielorrusia, y hasta mediados de 2013 el Gobierno informó de la entrega de 415.218 viviendas en todo el país.
El anuncio se da mientras, el canciller venezolano, Elías Jaua, dice ante el ambiente de protestas que vive Venezuela, que el gobierno del presidente Nicolás Maduro ve en el diálogo con la oposición el fin de la amenaza de una guerra civil con la que sueña solo una minoría fiel a un sector conservador de Estados Unidos.
La voluntad de diálogo "existe en un importante sector de la oposición", donde también "hay quien sueña con un conflicto armado, con una guerra civil que, gracias a Dios y a la voluntad de la mayoría de nuestro pueblo, no queremos y hablo de opositores y bolivarianos chavistas", dijo en una entrevista con el canal privado Globovisión.
El ministro señaló que el Gobierno está a la espera del "paso de la oposición" aglutinada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para sentarse a conversar con el presidente, un asunto facilitado por una misión de cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que visitó el país la semana pasada.

Caracas/EFE

Ver comentarios