Enviar
Venezuela y Cemex retomarán negociaciones

Gobierno venezolano decretó expropiación de la cementera mexicana el martes

Caracas
EFE

El Gobierno venezolano anunció el viernes que “retomará” el lunes las negociaciones” con la cementera mexicana Cemex, cuya expropiación fue decretada esta semana, para “llegar al precio final de compra en el marco de la mayor cordialidad”.
Ramón Carrizalez, vicepresidente venezolano, indicó que el “próximo lunes” llegará al país “un nuevo equipo negociador” de Cemex que junto a otro venezolano instalarán “una comisión de transición”.
El anuncio fue hecho por Carrizalez después de finalizar una reunión con el embajador de México en Venezuela, Jesús Mario Chacón, quien destacó ante los periodistas la importancia del reinicio de las negociaciones entre el Estado y Cemex, así como las “buenas relaciones” entre ambos países.
También unas horas después de que el presidente venezolano, Hugo Chávez, acusara a la directiva de la cementera mexicana de haberse comportado de forma “irrespetuosa” durante las negociaciones para la adquisición amistosa de su mayoría accionarial por parte del Estado.
Carrizalez destacó que “el decreto de expropiación” firmado este martes “aún está vigente”, pero que el mismo establece un lapso de “60 días para negociar” con la cementera mexicana.
El vicepresidente venezolano resaltó, además, que Cemex ha dicho que no van “a tribunales internacionales”.
El Estado tomó simbólicamente el martes las instalaciones de Cemex, luego de finalizar el lapso de 60 días de negociaciones para la nacionalización de la industria cementera del país, en el marco del cual alcanzó acuerdos de compraventa con las suiza Holcim y la francesa Lafarge por un total de $819 millones.
Este miércoles, Cemex había anunciado que presentaría una demanda ante el Centro Internacional para el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) en contra de la confiscación de sus bienes por parte del Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez.
Carrizalez explicó a los periodistas que se reunió con el embajador mexicano para aclarar “algunas imprecisiones en la información” y retomar las “negociaciones dentro del marco de la cordialidad”.
“Observamos (desde el Gobierno venezolano) la mejor disposición de la empresa de retomar las negociaciones”, con el objetivo de “llegar a un acuerdo (sobre el precio final) dentro de la mayor armonía posible”, manifestó el vicepresidente.
Por su parte, el embajador Chacón afirmó que con el encuentro entre ambas partes están subrayando “las buenas relaciones existentes” entre ambos países, aunque reiteró que su Gobierno “debe defender los intereses de empresas mexicanas”.
Tanto Carrizalez como Chacón se abstuvieron de dar detalles sobre su conversación o desde cuál punto partirán las negociaciones que serán instaladas el próximo lunes entre el Estado y los negociadores de Cemex.
Las autoridades venezolanas han revelado que Cemex pedía unos $1.300 millones por sus activos en Venezuela, cifra que, según sus cálculos, triplica los “$400 millones” que vale la empresa.
La expropiación de la filial de Cemex en Venezuela forma parte del proceso de nacionalizaciones decretado por Chávez, que hasta ahora ha afectado a los sectores de telecomunicaciones, electricidad, hidrocarburos, lácteos y banca.
La filial venezolana de Cemex, con quince plantas en el país, controla la mitad de la producción cementera de Venezuela, mientras que el restante 50% estaba en manos de Lafarge y Holcim.
Cemex, una de las principales cementeras del mundo, opera en más de 50 países con ventas anuales promedio de $15 mil millones.
Ver comentarios