Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Venezuela inicia devaluación tras derrumbe del crudo

| Martes 13 enero, 2009



Venezuela inicia devaluación tras derrumbe del crudo


Caracas- Hugo Chávez, presidente venezolano, dice que no ajustará el tipo de cambio fijo del país exportador de petróleo en medio del derrumbe del precio del crudo. En lugar, en un intento de mantener su popularidad, puede realizar una devaluación encubierta.
El gobierno ya reduce la venta de dólares al tipo de cambio que estableció en 2005, lo que obliga a quienes viajan al exterior a volcarse a un mercado paralelo en el que la moneda estadounidense se vende con una diferencia del 61%. Los venezolanos necesitan autorización del gobierno para comprar dólares al tipo de cambio oficial.
“Estamos ante una devaluación furtiva”, dijo Russell Dallen, jefe de operaciones de Caracas Capital Markets, una división de BBO Financial Services Inc., una compañía bursátil y de administración de activos que tiene sede en Caracas. “Empujan a más gente al mercado no oficial y eso impone una devaluación a más personas”.
La insistencia de Chávez en un tipo de cambio fijo, que funcionó relativamente bien mientras Venezuela nadó en petrodólares, se convirtió en una carga desde la caída del precio del petróleo. El gobierno ya no puede permitirse subsidiar dólares baratos para los productos importados a los que los consumidores venezolanos llegaron a acostumbrarse. Por otro lado, abandonar el tipo de cambio fijo daría lugar a un aumento de la inflación en momentos en que Chávez hace campaña en aras de la posibilidad de volver a presentar su candidatura a la presidencia.
La inflación de Venezuela, la más acelerada de las 82 economías que analizó Bloomberg, puede cobrar nuevos bríos este año a medida que disminuya la oferta de dólares al tipo de cambio oficial y los importadores se vean obligados a gastar más para la compra de productos extranjeros. Los precios al consumidor aumentaron un 31,9% en 2008.
“No se planea” devaluar este año, dijo el ministro de Finanzas Alí Rodríguez en una entrevista del 8 de enero. Agregó después en la televisión estatal que “no es necesario” hacer un ajuste del tipo de cambio.
A la pregunta de si la venta de dólares al tipo de cambio fijo se reducirá este año, Rodríguez contestó: “Es probable que baje un poco”.
Esa sería la primera reducción desde la creación en 2003 de la Comisión de Administración de Divisas, el organismo que aprueba las operaciones cambiarias. El año pasado autorizó ventas de dólares por un monto de $48 mil millones, un 11% más que en 2007.
El 31 de diciembre el gobierno redujo a la mitad la cantidad máxima de dólares que los venezolanos pueden comprar para viajes internacionales y Rodríguez dijo que era probable que también se redujera la cantidad de dólares destinada a importaciones suntuarias.
Mantener el tipo de cambio a 2,15 bolívares por dólar dio lugar a un florecimiento de las ventas de bienes de consumo, productos electrónicos y autos importados. Las importaciones crecieron un 98% entre 2005 y 2008 y llegaron a $47.600 millones, según el banco central.
A los efectos de ofrecer acceso a nuevas fuentes de divisas, los operadores de bonos venezolanos empezaron a cambiar títulos con denominación en dólares por bonos locales en bolívares a un tipo de cambio paralelo flotante luego de que el gobierno impuso los controles cambiarios en 2003.
El bolívar cotizaba a $5,57 por dólar en el mercado paralelo el 9 de enero, dijeron operadores. Ese tipo de cambio se utiliza también como referencia para una extendida red de operaciones cambiarias callejeras.
Rodríguez dijo que no puede descartar un tipo de cambio de varios niveles, similar al que se instrumentó en la década de 1980, cuando la caída de los ingresos petroleros afectó la economía. El 28 de febrero de 1983, conocido como el “viernes negro”, el entonces presidente Luis Herrera Campins devaluó el bolívar por primera vez en 22 años tras el derrumbe del precio del petróleo.
La canasta venezolana, un índice de las exportaciones de petróleo del país, tuvo una declinación del 70% entre el 18 de julio y el 9 de enero, llegando a $37,62 el barril.
Mantener el tipo de cambio fijo para medicamentos, alimentos básicos y maquinaria industrial contribuiría a aislar a Chávez de las críticas políticas antes de un referéndum que tendrá lugar en febrero o marzo y en el que los votantes decidirán si se eliminan las limitaciones a los períodos presidenciales y se permite que Chávez vuelva a presentarse en 2012.
Esa franja limitada para la venta de dólares, sin embargo, constituiría una “devaluación implícita”, dijo Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, una firma consultora económica de Caracas.