Enviar
Temen contaminación, inseguridad vial y caída en plusvalía de propiedades
Vecinos se oponen a planta cementera
• Empresa garantiza que producción será amigable con el ambiente

Danny Canales
[email protected]

La construcción de una planta productora de cemento en San Rafael de Alajuela generó la oposición de la comunidad, integrada por 30 mil personas.
El temor de los vecinos radica en que las partículas que emane la nueva industria afecten la salud de sus habitantes, en la inseguridad vial y el colapso de los caminos por el aumento de tránsito pesado y que, como consecuencia de ambos males, se desplome la plusvalía de sus viviendas.
Por su parte, los representantes de la empresa a cargo del proyecto responden que la comunidad no tiene por qué temer pues afirman que su proceso de producción es amigable con el ambiente.
La construcción de la planta de cemento es impulsada por la compañía Comercializadora de Concreto y Asfalto S.A. (Comcoas), la cual tiene la intención de introducir al mercado su marca Cemento David.
A pesar de la promesa de la empresa, los vecinos aseguran que el humo y el polvo que provocarán el constante trasiego de productos hacia la planta y el proceso de producción afectarán la calidad de vida la comunidad.
“Ambientalistas y expertos en el mercado nos han asegurado que la industria cementera es altamente contaminante y v
amos a vivir con una planta productora las 24 horas del día, los 365 días del año”, cuestionó Sergio Avila, presidente de la Asociación de Desarrollo de San Rafael de Ojo de Agua.
La inseguridad vial y el colapso del camino de ingreso a la localidad que producirá el aumento del tránsito de vehículos pesados es otro problema que aterra a los vecinos.
“Si la carretera de San Rafael es angosta para el tránsito actual, no me imagino el caos que producirá el aumento del tránsito de camiones cargados de materiales que ingresen a la planta de cemento”, cuestionó Avila.
Otro problema que
aqueja a los vecinos es la pérdida de valor que tendrán las propiedades por los problemas que les introducirá la planta de cemento.
En respuesta a la inquietud de la comunidad, en Comcoas se comprometieron a invitar a los comités, iglesias, escuelas y vecinos de San Rafael a la planta para evacuarles cada una de las dudas, adelantó Marco Méndez, gerente de la empresa.
En relación con el temor de la contaminación que producirá la planta, Méndez aseguró que el proyecto contará con filtros especiales y para la amortiguación y retención del polvo.
Otra medida que tomará la empresa para reducir el impacto ambiental es que importará el clinker, materia prima para la elaboración de cemento que, según Méndez, es el proceso que produce la mayor contaminación.
Por su parte, para mitigar el tránsito Comcoas se compromete a construir una bodega de almacenamiento en Puntarenas que permitirá reducir el ingreso de camiones a la planta en Alajuela, y además elaborará un plan de despacho para que cada vehículo salga con una diferencia de tiempo de 15 minutos con el otro, para evitar la aglomeración.



Ver comentarios