Vanguardia con cuchillo y tenedor
Enviar
Vanguardia con cuchillo y tenedor

La última edición de una de las ferias gastronómicas más importantes del mundo, Madrid Fusión, volvió a sentar cátedra sobre nuevas tendencias en la mesa

Dámaris Ruiz
[email protected]

Madrid, España- De cocina tecnoemocional al regreso a lo artesanal, todo tuvo cabida en la última edición de la feria Madrid Fusión, celebrada en la capital española la pasada semana.
Este evento gastronómico se caracteriza por reunir a los mejores exponentes del mundo, chefs que en sus cocinas generan nuevos sabores, texturas, temperaturas y aromas que sientan tendencias en los restaurantes más avant garde.

La convención, que este año celebró su sexta edición, estuvo marcada por la presencia de cocineros de la nueva guardia, como Ferrán Adriá, conocido por difundir la gastronomía molecular, hasta de la vieja, como el conocido y simpático Karlos Arguiñano, quien universalizó sus recetas por medio de la televisión.
Ambos compartieron escenario con jóvenes promesas y otros grandes maestros de la cuchara en diferentes ponencias que ocuparon los cuatro días del evento.
Estas exposiciones se combinaban con otras actividades como entregas de premios a los mejores sándwiches o sommeliers, charlas sobre cómo utilizar refrescos de cola en postres o subastas, como por ejemplo de unas trufas blancas, exquisitez culinaria, las cuales se vendieron a más de 8 mil euros, cifra que fue donada a una causa benéfica.
Los asistentes pudieron estas actividades con la visita a los más de 250 stands, donde se publicitaban desde casas productoras de vino hasta proveedoras de restaurantes o editoriales del mundo gourmet. “Solo productos de elite”, enfatizó Esmeralda Capel, una de los seis socios fundadores de la feria, de capital privado.
Esta es una de las grandes insistencias de la empresaria, quien desde un principio concibió la feria como un espacio reservado a los realmente interesados en este campo, de ahí que la entrada cueste 600 euros, cifra que costean dueños de restaurantes, chefs y otros ejecutivos de la industria alimentaria.
En total, este año hubo exposiciones de 550 invitados, muchas de las cuales fueron cubiertas por la prensa, otro gremio presente en cuantía: trabajaron 230 periodistas españoles y 130 para medios extranjeros.
Capel, dueña de una agencia de comunicación junto a su hermano José Carlos, crítico gastronómico del periódico El País, tuvieron la “ilusión” de crear un congreso similar a los de medicina pero en torno a la comida, con la ventaja de que conocían los chefs españoles, quienes inmediatamente les dieron su apoyo.
Así nace esta feria, ya popular en el mundo por mostrar la última vanguardia. “La primera fue dedicada a la Nouvelle Couisine, invitamos a los exponentes de esta corriente más importantes y vinieron todos”, expresó Capel.
Este año, la homenajeada fue la cocina del norte de Europa.
Los chefs, quienes acuden sin beneficio económico, tienen la oportunidad de exponer al mundo sus propuestas.
De esta forma, se habló del umbral de la insipidez, de la cocina acidulada, del minimalismo radical, combustibles ecológicos con semillas de aceitunas, potenciadores de sabor hasta el refinamiento de las recetas rurales.
¿Por qué Madrid Fusión? No por la fusión como tendencia, sino por la mezcla de opiniones que en la feria se discuten, donde la mayor conclusión fue la libertad, que cada quien haga en sus cocinas lo que quiera y lo que le guste.
Las grandes sorpresas de este año fueron para Capel que Adriá fue menos técnico y la teoría del cocinero Pau Arenós sobre la cocina tecnoemocional.
Los stands, cuyos propietarios pagaron una suma de 4.500 euros por un espacio de 3x2 metros, son ya un medio importante de promoción, sobre todo para las empresas españolas.
“Madrid Fusión es muy importante porque vino y alimentos van unidos en un perfecto maridaje cuando el cocinero y el sommelier son sabios. Es una perfecta oportunidad para dar a conocer nuestros vinos y aceites a la restauración”, explicó Gonzalo Lainez, export manager de Bodegas Roda, cuyos vinos se consiguen en el país.



  



Ver comentarios