¡Vamos Sele, sí se puede!
La Selección Nacional se juega este såbado el partido más importante en la historia del fútbol tico, buscando un boleto a semi nales del Mundial ante Holanda . RONALDO SCHEMIDTAFP/LA REPÚBLICA
Enviar

¡Vamos Sele, sí se puede!

Costa Rica tiene otra cita con la historia, la más gloriosa hasta ahora, cuando se mida a Holanda por los cuartos de final

Salvador de Bahía (Brasil). Cuando la lógica no tiene espacio, cuando se han roto todas las marcas, cuando se construye una nueva historia, cualquier cosa puede pasar.

201407042340260.a11.jpg
Costa Rica, la Selección Nacional, esa que está en boca de todo el mundo, no sabe de estadísticas ni favoritismos, sabe jugar al fútbol y ganar admiración, respeto y credibilidad.

A todo eso le apuesta, a lo que ha hecho y a lo que le falta por hacer, cuando en el partido más importante desde que en 1921 se instauró el fútbol en el país, se mida a Holanda en los cuartos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014.
La fórmula es la misma, ya lo dijo Jorge Luis Pinto Afanador, si nos ha funcionado, se puede perfeccionar, pero para nada cambiar, sin importar cuál rival esté enfrente.
Este sábado es Holanda, tan pintada como lo fueron Uruguay, Italia e Inglaterra, la reina de los subcampeonatos mundiales, pero que en palabras de su entrenador, el legendario Louis Van Gaal, no puede tener cartel de favorita ante esta Costa Rica.
Es más, aseguró que pese a tener un plantel cargado de estrellas, él es tan inexperimentado en estas fases de los mundiales, ya que, como Costa Rica, por primera vez llega a unos cuartos de final.
En el seno, en la intimidad de la Tricolor, el ambiente es de mucha calma, pese al desgaste físico y hasta mental, luego de más de un mes en alta competencia.
Pero nadie quiere irse, todo lo contrario, están disfrutando las mieles del éxito y les gusta, aparte de tener claro que una posibilidad como esta de estar en los cuartos de final, muy pocas veces se presenta.
En el papel, en la historia, por las estadísticas, este compromiso debería ser de una sola cara, con una Holanda, subcampeona mundial, que goleó a España y dominó su grupo, pasándole por encima a Costa Rica, ese equipo, de ese país, que tenía como su mayor tesoro, llegar a los octavos de final hace 24 años, en aquel verano italiano de 1990.
Eso lo sabe Louis Van Gaal, que no quiere que sus jugadores se confíen ante un equipo teóricamente inferior. La “naranja mecánica” ya sabe lo que es pasarlo muy mal contra selecciones de menor rango que pusieron contra las cuerdas a los hombres del técnico holandés.
Fue el caso de México, que en octavos de final aguantó un gol de ventaja hasta el minuto 87, cuando Wesley Sneijder empató un encuentro que acabó en victoria para los europeos con otro tanto de penalti en el descuento obra de Klaas-Jan Hunteelar.
Tras recuperar a Keylor Navas, duda durante la semana luego de un golpe que recibió el domingo en el partido contra Grecia, Costa Rica solo presenta la baja de Óscar Duarte, castigado un juego por la expulsión, quien será sustituido por Johnny Acosta.
Sigue lesionado Roy Miller, quien no ha conseguido recuperarse de una lesión muscular en su pierna izquierda.
En Holanda la baja es la de Nigel De Jong, quien con un tirón en su muslo derecho tuvo que abandonar en la primera parte el duelo contra México. Su lugar en el centro del campo lo podría ocupar Giorginio Wijnaldum.
Otros como Leroy Fer, con molestias en su muslo derecho, y Wesley Sneijder, con varios golpes, sí que estarán finalmente disponibles para Van Gaal, que duda en el lateral derecho de la defensa. Daryl Janmaat, titular en los tres partidos de la primera fase, se vio relegado a la suplencia por Paul Verhaegh, que completó un buen partido frente a México. Ahora, los dos se disputan el puesto.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Enviado especial


Ver comentarios