Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



NACIONALES


Uso del correo electrónico después de horario de trabajo

Redacción La República [email protected] | Jueves 05 abril, 2012



Uso del correo electrónico después de horario de trabajo
Mensajes de texto y correos electrónicos del trabajo fuera del horario laboral generan roces entre empleados y jefes

Los brasileños, cansados de responder los correos electrónicos de sus jefes después del horario de trabajo, podrían cobrar horas extras gracias a una ley que, en opinión de las empresas, reducirá la competitividad de la mayor economía de América Latina.
Usar dispositivos de comunicación portátiles es como trabajar en la oficina, según una ley promulgada por la presidenta Dilma Rousseff.
La norma es un obstáculo más para las compañías que operan en Brasil, donde las reglamentaciones que disponen todo tipo de obligaciones desde desayunos provistos por los empleadores a aportes sindicales constituyen una traba diaria para la eficiencia que desde hace décadas recibe el nombre de “Custo Brasil” o Costo Brasil.
Lleva menos tiempo fundar una empresa en Nigeria o Mongolia que en Brasil, según el Banco Mundial, que ubicó al país en el puesto 126 entre las 183 naciones de su estudio de competitividad 2012.
“Es muy preocupante”, dijo telefónicamente desde Brasilia Emerson Casali, responsable de relaciones laborales de la Confederación Nacional de la Industria.
“Si se la aplica, podría tener un impacto enorme, una gran pérdida de competitividad”.
La ley coincide con la creciente preocupación de países como Estados Unidos y Alemania sobre cómo fijar los límites entre el trabajo y el tiempo libre en una era de oficinas virtuales y necesidad de comunicación durante las 24 horas.
Entre las compañías que están tomando medidas para evitar los correos electrónicos a los trabajadores después de hora está Volkswagen AG.
La ley produjo preocupación porque las leyes y los jueces brasileños suelen favorecer a los empleados en las disputas relacionadas con el pago de horas extras, explicó Bruno Checchia, abogado laboralista de Pinheiro Neto Advogados en Brasilia. El máximo tribunal laboral del país ya ha aceptado estudiar la ley para decidir cómo aplicarla.
El Tribunal Superior de Trabajo anunció que también evaluará si estar a disposición con un dispositivo móvil en la mano se considera trabajo y debe ser remunerado.
“La ley dice que trabajar a distancia es como registrar la entrada al lugar de trabajo”, precisó Joao Oreste Dalazen, presidente del tribunal, en una declaración.
Los empleadores se están preparando para afrontar dificultades. Checchia señaló que ha recibido varias llamadas de clientes preocupados por la posibilidad de que la ley haga subir sus costos de personal.
Los gremios dicen que la ley es fundamental para impedir que el trabajo siga avanzando sobre el tiempo personal. Una encuesta de Wakefield Research de Washington para Motorola Mobility Holdings Inc. el año pasado reveló que casi la mitad de los estadounidenses dicen que han sido despertados de noche por una llamada, un mensaje de texto o un correo electrónico de su trabajo.
Compañías como Verizon Communications Inc., T-Mobile USA Inc. y Stanley Black Decker Inc. ya han sido demandadas por horas extras impagas relacionadas con el uso de teléfonos inteligentes.

Bloomberg