Use la imprecisión para ayudar en toma de decisiones
Enviar

HARVARD

USE LA IMPRECISIÓN PARA AYUDAR EN TOMA DE DECISIONES

Sería bueno si las decisiones siempre fueran sencillas. Pero, de hecho, la pugna por la claridad puede distraer cuando intenta establecer prioridades. A veces es útil ser impreciso. Por ejemplo, en lugar de clasificar proyectos en un orden de prioridad específico, asígnelos a grupos más amplios: “debo hacer”, “debería hacer” y “sería bueno hacer”. En vez de dar a los proyectos un periodo específico de tiempo, clasifíquelos como necesarios de hacer “ahora”, “pronto” o “en el futuro”. De esa forma, en vez de hacer distinciones entre los proyectos, puede agrupar los que tengan similar importancia.

ROMPA EL CICLO DE LA FACILIDAD DE RESPUESTA

Una vez que responde un correo electrónico a medianoche o toma una llamada en sus vacaciones, crea la expectativa de que siempre está “disponible”. Su equipo seguirá pidiéndole cosas, y probablemente continuará complaciéndolos. Esto es, hasta que rompa el ciclo. A continuación cómo lograrlo:

1 UNA FUERZAS. Hable con los que interactúe más frecuentemente y acuerden horarios en que todos estén desconectados y no disponibles. Tal vez sea una tarde libre, un apagón de correo electrónico de fin de semana u horarios corridos de trabajo durante el día.

2 DISFRUTE LA EXPERIENCIA DE DESCONECTARSE. Preste atención a cómo se siente estar desconectado. Al principio tal vez sea difícil, pero pronto disfrutará los beneficios de la relajación.

3 HABLE DEL TEMA. Pregunte regularmente a su equipo cómo le está yendo: ¿Necesita ajustar el horario o acuerdos de desconexión?

MOTIVE SIN DINERO A LOS MEJORES TALENTOS

A muchos gerentes les preocupa cómo retener a sus mejores talentos sin quebrar el banco. La buena noticia es que hasta con las personas más codiciadas, las investigaciones muestran que las compensaciones no monetarias pueden resultar más atractivas que los salarios altos.

1 HORARIO FLEXIBLE. Ofrezca a sus empleados acuerdos flexibles, como opciones de trabajo a distancia, horas escalonadas.

2 RECONOCIMIENTO. Los mejores quieren sentirse valorados por su arduo trabajo. Ya sea mediante un correo electrónico privado o en un lugar público.

3 UNA CULTURA QUE VALORE LOS RESULTADOS, NO LA PRESENCIA. Dé el ejemplo: tómese tiempo libre durante el día para ir al gimnasio o ver una obra de teatro de sus hijos, y fomente que sus empleados hagan lo mismo.

COLUMNA
TEMAS DE CONVERSACIÓN

Para estimular productividad de trabajadores, dígales cómo están clasificados

Luego que un mayorista alemán comenzara a informar en privado a los trabajadores de su almacén cómo estaban clasificados en paga y desempeño respecto a los demás empleados, su productividad promedio saltó 6,8%, efecto que no mostró señales de abatimiento en el largo plazo, informaron Jordi Blanes i Vidal y Mareike Nossol, de la Escuela de Economía de Londres. Esta iniciativa, que no costó ni un centavo a la empresa, ilustra cómo es que proveer información sobre el desempeño relativo de los empleados es inequívocamente benéfico para la rentabilidad.

Efectos de beber en la universidad son similares a tener malos maestros

Beber alcohol disminuye el desempeño académico de los estudiantes universitarios aproximadamente en la misma medida que tener un mal profesor durante todo un semestre, según un equipo dirigido por Scott E Carrell, de la Universidad de California, en Davis. En una investigación con estudiantes de la Academia de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, donde la edad legal para beber es aplicada estrictamente, los investigadores descubrieron que el desempeño cae en una décima de desviación estándar luego que los estudiantes cumplen 21 años y se les permite beber.

Ver comentarios