USB-C: el puerto “todo-en-uno”
La nueva MacBook 12 pulgadas de Apple viene con un solo puerto USB-C, para cargarla y conectarle un periférico o una pantalla o monitor. Internet/La República
Enviar

USB-C: el puerto “todo-en-uno”

Apple sorprendió al mundo hace dos semanas con un cambio incorporado a su nueva línea de computadoras portátiles MacBook. Unos días atrás Google confirmó que se trata de una tendencia al hacer lo mismo en su Chromebook Pixel.
Un único puerto USB-C servirá como alimentador de energía, conector para periféricos (unidades de CD/DVD y discos duros externos, entre otros), así como entrada y salida de audio y vídeo HDMI, es decir, un superpuerto Todo-en-uno.
Se trata de un estándar creado por el USB Implementers Forum Inc. que conforman varias compañías del sector tecnológico y es la responsable de crear los estándares de esta tecnología.
El nuevo USB-C ofrece tasas de transferencia de información de hasta 10 gigabits por segundo, el doble que el USB 3.0 y una potencia de salida de 20 voltios que permite cargar rápidamente cualquier tableta, portátil o smartphone de hoy en día.
Las conexiones USB-C son compatibles con varios estándares de vídeo como HDMI, DisplayPort, DVI y VGA, siendo estas últimas conexiones más antiguas pero que aún siguen presentes en muchos monitores y televisores, además de soportar resoluciones de vídeo superiores a 4K.
Otra de sus ventajas radica en su diseño, ya que se trata del primer puerto USB reversible, algo que sucede a diario cada vez que intentamos conectar un cable USB y nos damos cuenta de que no entra, por lo que lo giramos y nos vuelve a fallar, proceso que tenemos que repetir varias veces hasta lograrlo.
Los cables USB viene con la conexión hembra y los puertos de los dispositivos cuentan con su contraparte macho, donde se localiza una pequeña pestaña con los pines para transferencia de datos y de energía eléctrica.
Convertido en estándar hace 20 años, el puerto Universal Serial Bus (USB), primero hizo su aparición en computadoras portátiles y de escritorio, para después llegar a los teléfonos inteligentes y tabletas en su modalidad MicroUSB.
Con el pasar del tiempo evolucionó en varias versiones conocidas como 1.0, 2.0 y 3.0, hasta llegar hoy al USB-C, que también es conocido como 3.1.


Johnny Castro
[email protected]
 


 

Ver comentarios