Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Uruguay y Chile se suman como destinos para minoristas

Redacción La República [email protected] | Miércoles 03 agosto, 2011



Uruguay y Chile se suman como destinos para minoristas

Sudamérica es la próxima frontera para el comercio minorista conforme Brasil, Uruguay y Chile superan a China e India en materia de nuevas oportunidades de expansión.
La región fue la que más puestos subió en una clasificación anual de los 30 mejores países emergentes para el desarrollo del comercio minorista, según informe de la firma consultora de gestión A.T. Kearney. Esta mejora coloca por primera vez a cuatro países sudamericanos entre los 10 primeros, dijo Hana Ben-Shabat, socia en Nueva York de A.T. Kearney que comenzó a llevar a cabo esta clasificación hace 10 años.
Los mercados sudamericanos son cada vez más atractivos para las empresas extranjeras debido a su gasto minorista “muy saludable” y sus grandes poblaciones urbanas con ingresos disponibles en alza, dijo Ben-Shabat. Los mercados latinoamericanos están mostrando fuerza al salir de la recesión, lo cual contribuye a que las ventas continúen acelerándose, dijo.
“La región está lista para la próxima ola de crecimiento minorista moderno”, dijo Ben-Shabat. “Es lógico invertir en marcas en esos mercados porque habrá un porcentaje grande de consumidores que hoy son jóvenes y que crecerán con la marca a largo plazo”.
Uruguay se ubicó segundo en el Índice Global Retail Development, subiendo seis lugares desde el año pasado, en tanto Chile ocupó el tercer puesto después de haber sido sexto en 2010. Primero en la clasificación está Brasil, que es “en la actualidad uno de los mercados más atractivos del mundo en desarrollo para los minoristas”, según el informe. La economía de Chile creció 9,8% a una tasa anual en los tres meses que cerraron el 31 de marzo, en comparación con 6,8% en el caso de Uruguay y 4,2% de Brasil.
Empresas que van desde Walmart Stores Inc., el minorista más grande del mundo, hasta LVMH Moet Hennessy Louis Vuitton SA, el fabricante más grande del mundo de artículos de lujo, están inundando el continente pese a los temores de una burbuja crediticia.
El índice de acciones Bovespa de Brasil cayó 20% desde un máximo en noviembre debido la preocupación de los inversores por la inflación en alza. En diciembre, el banco central aumentó los requisitos de reservas y capital con el fin de frenar el crédito al consumo. Chile y Uruguay elevaron sus tasas de referencia en estos dos últimos meses.
Las economías sudamericanas adoptaron un crecimiento interno motorizado por la demanda en tanto sus gobiernos adoptan un enfoque en general de “no intervención” resistiéndose, por ejemplo, a los controles de precios, según Pedro Tuesta, un economista para América Latina en 4Cast Inc. de Washington, una firma de análisis de mercado global. Son “muy, muy receptivos a las inversiones de capital extranjero”, dijo.
India y China se ubicaron en los tres primeros puestos del índice durante varios años hasta caer en el cuarto y el sexto, respectivamente, este año. Las clasificaciones más bajas indican el mayor ritmo de crecimiento en las economías sudamericanas y no un signo de una disminución del potencial minorista en India y China, dijo Ben-Shabat. Como sus mercados ya están “maduros”, las empresas analizan ciudades de segundo y tercer nivel para crecer, dijo.
No obstante, las empresas extranjeras pueden llegar a encontrar algunos obstáculos en los mercados en desarrollo, donde los elevados niveles de crecimiento pueden verse contrarrestados por la volatilidad del crédito al consumo. Además, fuera de las ciudades más grandes, la población de estos países es en gran medida rural, lo cual limita las oportunidades de expansión.
La inflación también es una preocupación, aun para la economía más grande de la región. Los precios brasileños subieron 6,7% en junio, experimentando un máximo en seis años y el 10° mes seguido de subas. Brasil también elevó su tasa de interés interbancaria cinco veces este año y duplicó un impuesto sobre el crédito al consumo, hasta 3% anual.

Sao Paulo