Uruguay otorga permisos a empresas para vender marihuana en farmacias
Enviar

Uruguay otorga permisos a empresas para vender marihuana en farmacias


Uruguay ha seleccionado dos empresas respaldadas por inversionistas locales y extranjeros para cultivar marihuana para su distribución en farmacias de países sudamericanos.
Iccorp y Simbiosys estaban entre una lista corta de 11 oferentes que buscaban licencias para cultivar  hasta dos toneladas de marihuana al año, dijo Augusto Vitale, presidente de IRCCA, ente regulador de la marihuana.
El gobierno fijará un precio de poco más de $1 por gramo de marihuana para vender en las farmacias, dijo Vitale.
La primera oferta de la marihuana podría llegar a las farmacias en unos ocho meses, dijo Juan Andrés Roballo, presidente de la Junta Nacional de Drogas.
Uruguay se encuentra entre un grupo de países de América Latina y el Caribe que se ha movido para legalizar la marihuana como una alternativa a la guerra liderada por Estados Unidos contra las drogas. Jamaica aprobó una ley a principios de este año que despenalizó pequeñas cantidades de marihuana y regula la marihuana medicinal, mientras que Chile ha aprobado la plantación de marihuana con fines medicinales. El canabbis también es legal en al menos 23 estados de Estados Unidos.
Uruguay se convirtió en el primer país latinoamericano en regular la marihuana para usos recreativos, medicinales e industriales, cuando su legislación controvertida entró en vigor en diciembre de 2013.
El ex presidente José Mujica, cuyo partido gobernante también apoya el matrimonio gay y el aborto legalizado durante su mandato, lanzó la ley como una manera de luchar contra las bandas de narcotraficantes.
Bajo las regulaciones locales, los adultos que se registren en una base de datos del gobierno pueden obtener legalmente hasta 480 gramos de marihuana al año de tres maneras: cultivo propio, unirse a un club de cannabis, y pronto en las farmacias. Solo los ciudadanos uruguayos y residentes mayores de 18 años podrán comprar marihuana en las farmacias.
Cerca de 9,3% de los uruguayos, o 161 mil personas, usan marihuana al menos una vez al año, según un informe del gobierno.
"Si Uruguay puede quitar el ánimo de lucro de la venta de cannabis y prevenir la glorificación de la misma a través de técnicas modernas de marketing, puede tener un efecto beneficioso en general en que la prevalencia del consumo no puede aumentar y, posiblemente, podría disminuir", comentó Thomas Babor, investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad de Connecticut.

Bloomberg


Ver comentarios