Logo La República

Lunes, 21 de junio de 2021



NOTA DE TANO


Urge fumigar la “Casa de los Sustos”

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 10 junio, 2021

Rodolfo Villalobos amarró a la oposición

Escribimos sin conocer el marcador del juego Estados Unidos y Costa Rica y lógicamente sin saber las consecuencias de ese resultado.

Suceda lo que suceda con Rónald González, hay que decir que el técnico de la Selección Nacional es o fue una víctima del presidente de la Federación, Rodolfo Villalobos.

Si el jerarca de la “Casa de los Sustos”, tenía en mente proyectar a Rónald en un futuro cercano como entrenador de la Tricolor, debió exigir que González hubiese sido el asistente técnico de Gustavo Matosas, para irlo desarrollando y ganar tiempo y no que el aburrido y galante entrenador escogiera a Douglas Sequeira para ese puesto. Se perdieron días preciosos por ese yerro.

Lea más: El poder embriaga y marea

No sabemos si después del nuevo fracaso del fútbol costarricense, ahora en la Liga de Naciones, don Rodolfo volverá a dar la cara y hacerse responsable del caos, como lo hizo públicamente, presionado por los medios de comunicación y el repudio de los aficionados, después del último hundimiento de nuestro Titanic balompédico.

Lo que pasa es que el presidente de la Federación, la cabeza de esta vergüenza que exhibe el fútbol nacional en diferentes escenarios, se hace responsable del desmadre, pero no se va para su casa. Es decir, no renuncia y así, como decía doña Niní, hasta yo.

Qué ganan los sufridos aficionados con que el dirigente se haga responsable del pobre desempeño del equipo patrio, si sigue al frente de la “organización”. Lo que necesitamos, lo que urge es que renuncie y se vaya, para ver si con otra dirigencia se pueda por lo menos fumigar esa casa de los espantos.

Es muy peligroso lo que está sucediendo en la Federación de Fútbol, a vista y paciencia de casi todos. La elección de Orlando Moreira como vocal, en lugar de la incómoda, rebelde y no controlable Marjorie Sibaja, es un confite muy caro que le regala Rodolfo Villalobos al que fuera su oponente para presidir el ente federativo.

Lea más: Fracaso en Guadalajara tiene nombre

Se juntaron el hambre con las ganas de comer y desapareció la oposición. Mientras la Selección Nacional se hunde en el abismo y tira a la basura el éxito de Brasil 14, los dirigentes hacen alianzas, amarran posiciones, aseguran viajes y liderazgos, nombran en Comisiones a personas con antecedentes penales y permiten que el gerente de un equipo de fútbol de la primera división, haga fichajes en pretemporada para los otros tres o cuatro equipos que controla.

Esto solo tiene un calificativo, que no es precisamente desorden.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.