Universidades de Estados Unidos perderían millones por decreto de Trump
Las medidas de Trump en sus primeros días como presidente comienzan a tener efecto en el campo industrial y educativo de Estados Unidos. Bloomberg/La República
Enviar

Sahab Masoumian, un estudiante de ingeniería de 22 años del Orange Coast College en Costa Mesa, California, no puede pensar en otra cosa que en la prohibición del presidente estadounidense Donald Trump al ingreso de visitantes de siete países de mayoría musulmana. “Si dijera que no tengo miedo, mentiría. Estoy asustado”, dijo.

Masoumian nación en Teherán, Irán, y vivió alrededor de un año en Turquía mientras su familia buscaba asilo en los Estados Unidos. Ahora es residente permanente y espera estudiar ingeniería aeroespacial en la Universidad Politécnica del Estado de California-Pomona. Sueña con trabajar en Boeing, el mayor fabricante de aviones del mundo. Pero desde la asunción de Trump el 20 de enero, Masoumian se cuestiona si quiere quedarse en los Estados Unidos una vez que termine sus estudios.

Es lo opuesto de lo que buscaban antes los líderes del Partido Republicano. En 2012, Mitt Romney dijo que quería “dar una tarjeta verde” a todo extranjero que tuviera un título universitario.

“Son estudiantes muy deseables en el plano económico”, dijo Robert Kelchen, un profesor de educación superior de la Universidad Seton Hall. “Tienden a ganar mucho dinero, a proponer innovaciones y a pagar muchos impuestos”.

Las universidades estadounidenses pueden perder $700 millones de ingresos anuales si la prohibición de Trump al ingreso de visitantes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen se hace permanente, según estimaciones de College Factual, un sitio web de análisis de la educación superior.

Los presidentes de las universidades temen que la política pueda poner en peligro la posición de los Estados Unidos como principal destino de los estudiantes más inteligentes del mundo. 

Ver comentarios