Logo La República

Sábado, 20 de julio de 2019



NACIONALES


Estudiantes, docentes y personal administrativo reciben la Ecoformación

Universidad Castro Carazo apunta a crear entornos armoniosos en la sociedad

Actividades que promueven el cuidado del medio ambiente y talleres contra el estrés son parte de sus acciones

Karla Barquero [email protected] | Lunes 08 abril, 2019

Eleonora Badilla, rectora de la Universidad Castro Carazo en una oficina
Desde 2016 esta institución asume el reto de enfrentar los desafíos del mundo actual desde este modelo educativo, aseguró Eleonora Badilla, rectora de la Universidad Castro Carazo. Esteban Monge/La República


Lograr relaciones armoniosas entre personas, medio ambiente y uno mismo es el objetivo central de la Ecoformación, la apuesta principal de la Universidad Castro Carazo para enfrentar los desafíos de la crisis planeta.

Se trata de una visión educativa que no solo se preocupa por la obtención de un título, sino que busca formar personas con conciencia y que puedan convivir pacíficamente con ellos mismos, con los demás y con la naturaleza.

Lea más: Universidad Castro Carazo lanzará proyecto de educación ambiental

“Tenemos desafíos grandes como humanidad; como planeta estamos ante una crisis en muchos sentidos como migraciones, pobreza, escasez de agua. La educación actual no nos ha permitido enfrentar dicha crisis, por lo que pensamos que se requiere una toma de conciencia, aprender a convivir y que deje de imperar la violencia”, afirmó Eleonora Badilla, rectora de la Universidad Castro Carazo.

Para promover esta formación comenzando por sus docentes, la universidad tiene un Programa de Docencia Universitaria de ocho meses basado en la Ecoformación, en el que participan sus 2.400 docentes.

“A la universidad están llegando las llamadas generaciones millennials y centennials y los docentes a veces sentimos que no podemos comunicarnos con los muchachos. Una mirada Ecoformativa nos ayuda a entender quiénes son los estudiantes y tratar de comunicarnos, porque sin ello no hay aprendizaje”, afirmó Eleonora Badilla.

Sin embargo, la formación ecoformativa debe trascender las aulas y la docencia. Por eso, desde la Vicerrectoría de Bienestar Estudiantil y Extensión Universitaria ofrece a los 7 mil estudiantes, actividades complementarias a su formación, como por ejemplo giras para limpiar playas y ríos.

Asimismo, se activan campañas para recoger colillas de cigarro alrededor de la universidad. También tanto docentes como estudiantes participan en talleres de yoga, concentración, escucha profunda, para conectarse con ellos mismos y aliviar el estrés.

Por otra parte, también se impulsa el aprendizaje colaborativo mediante un sistema de tutoría en el que estudiantes con más facilidades de aprendizaje apoyan a otros.

Lea más: Universidad Castro Carazo promueve equidad de género

Al aplicar la Ecoformación, la universidad considera que está puliendo las habilidades blandas en sus estudiantes.

“Una buena persona bien formada y con conciencia va a tener una mejor oportunidad laboral. El complemento que les damos a ellos son habilidades blandas; van a salir con una muy buena formación disciplinaria, pero con las habilidades que piden los empleadores”, comentó Badilla.

Este modelo también impacta al personal administrativo de la Universidad Castro Carazo y en el ambiente en el que conviven; es decir, se toman acciones en sus edificios como erradicación de plásticos de un solo uso, racionalizar la energía, impulsar el reciclaje.

La aspiración de esta institución de educación superior es que un estilo de vida ecoformativo no solamente sea parte de estudiantes, docentes y colaboradores, sino que llegue a las familias.


IMPLEMENTACIÓN


La Ecoformación está puesta en marcha en la sede central de la Universidad Castro Carazo y paulatinamente se implementará en las otras ubicadas en:

  • Palmares
  • Paso Canoas
  • Pérez Zeledón
  • Puerto Limón
  • Puntarenas
  • Puriscal


NOTAS RELACIONADAS