Enviar
Una Paloma que volará hasta la eternidad
La cantante española Paloma San Basilio seguirá volando con sus dulces melodías hasta que Dios se lo permita sobre los escenarios, según confesó a Magazine

Aunque tiene 35 años de estar encantándoles a muchas Lunas sobre el escenario y que ha grabado más de 30 discos muy sonados, la verdad es que Paloma San Basilio tiene dos cosas claras: piensa seguir evolucionando en su música y no ve el retiro en su horizonte.
La cantante española, intérprete de éxitos como “Beso a beso dulcemente”, conversó con Magazine, y señaló que la clave para haber creado un camino tan sólido como solista, ha sido su capacidad para renovarse día a día, tanto en su música como en sus letras.
También confesó que los próximos dos conciertos que vendrá a darles a los ticos este mes, serán íntimos y cercanos.

Han sido dos años de espera desde su última visita…

La verdad es que Costa Rica habitualmente está en mis giras; le tengo mucho cariño, cuando voy me siento en casa y de paso es una zona que me sirve para respirar, despejarme e inspirarme.
Tengo una dulce conexión con los ticos, porque desde un inicio me han querido, y esta ocasión será muy especial porque los conciertos van a ser en ese teatro (Melico Salazar) que tanto me gusta.

De hecho con PSB los conciertos van a ser más íntimos…

Sí. La palabra intimidad y cercanía le van muy bien, porque (los conciertos) están hechos para recuperar los sonidos naturales de la música, para hacer un trabajo en el que los instrumentos y la voz dialogan constantemente de una manera libre.
Las siglas de la gira podrían entenderse como Paloma San Basilio, pero en realidad significan piano, saxo y bajo, y esta es la gira que más satisfacción me ha dado, porque la gente la ha entendido muy bien. Los ticos van a disfrutar de unos conciertos muy desnudos, de muchas emociones, en los que busco encontrar la esencia de por qué alguien se dedica a cantar sobre un escenario.

Sus conciertos en Costa Rica y el resto de los países siempre reúnen a familias enteras y de diferentes generaciones, ¿qué siente al ver que su música cala tan hondo?

Eso me hace mucha gracia porque lo que atrae a los jóvenes es la forma en que presento mis canciones y no tanto su letra, mi capacidad de renovarme. A mis conciertos vienen admiradores de hace muchos años con chicas de 18 ó 19 años y se sorprenden de lo que hacemos en el escenario, porque vibra, es fresco y no hay nada que remita a cosas de generaciones pasadas.
En PSB hago propuestas diferentes para cada concierto, canto por la libre, como me siento, y los músicos reaccionan igual, lo que hace que ninguna noche sea igual.

¿Entonces podría decirse que su capacidad para renovarse ha sido la clave para que creara una carrera tan sólida por 35 años?

Sí, porque nunca siento que lo he hecho todo. Me gusta arriesgar, dejarme influir por corrientes nuevas, aprendo de nuevos talentos como mi hija, que hace música distinta a la mía; los seres humanos tenemos que estar en constante movimiento y sin miedo a perder algo.
Es una actitud que tengo sobre el escenario y en mi vida, soy una persona muy curiosa. La última vez que estuve en Costa Rica hice canopy y no descarto volverlo a hacer. Realmente, si me tengo que apuntar a cosas, me apunto aunque no sea ya de 20 años. A veces me cuesta mucho acoplarme a la edad que tengo.

Una aventura nueva va a ser su próximo disco con influencias de la música electrónica…

Si, es un proyecto que estoy haciendo con mi hija Ivana. Cuando termine la gira iré a Las Vegas para asistir a los Grammy y luego me iré a Los Angeles para empezar a meternos de lleno en el disco y espero para final de año ya tenerlo listo.
Tenemos muchos temas que van a tener una base electrónica, porque esa es la música que compone mi hija y sus obras siempre me han captado mucho.

Gran parte de sus 30 discos han sido grandes éxitos. ¿Esto la ha presionado para hacer ese material?

No, porque mi carrera ha tenido muchos meandros como los ríos: he hecho musicales, discos que se han vendido mucho o poco, y la verdad es que nunca he querido estar atada a las ventas, porque es una presión que no favorece al artista. Creo que el artista debe seguir su propio instinto, confiar en su talento, aunque a veces no coincida con el mercado.
Ese disco es una necesidad humana y artística, lo voy a hacer con toda la ilusión del mundo porque es un material que voy a hacer con mi hija y será como cerrar el círculo sentimental y en mi carrera.

¿Cómo se ve Paloma en el futuro? ¿Seguirá volando por mucho más tiempo?

La verdad no tengo ni idea, en ese sentido me dejo ir, será hasta que Dios quiera. Tengo proyectos interesantes, por ejemplo voy a mudarme a América gran parte del año. Yo voy a seguir mi instinto, que creo que es una buena manera de no pelearte contigo misma y cuando haya cosas que me emocionen y me obliguen a superar un reto las haré, si no pasa nada. Disfrutaré de lo que tengo.

Carolina Barrantes
[email protected]
Ver comentarios