Enviar

Una muralla metálica aislará al G8

201305170833451.g8.jpg
El Servicio de Policía de Irlanda del Norte comenzó hoy a erigir una gran muralla metálica de protección en torno al complejo hotelero de lujo donde el G8 celebrará su cumbre durante los próximos 17 y 18 de junio.

Más de cinco mil policías velarán por la seguridad del encuentro, que tendrá lugar en el hotel de cinco estrellas Lough Erne, cercano a la localidad de Enniskillen, en el oeste de la provincia británica, y cerca del aeródromo de Saint Angelo.

La muralla servirá para reforzar el despliegue del Servicio de Policía, que ya había advertido de que los manifestantes no tendrán posibilidad alguna de acercarse hasta los líderes del G8, grupo compuesto por los siete países más industrializados -Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, Japón- y Rusia.

Las fuerzas del orden no han dado detalles sobre la altura, anchura o longitud de la barrera, que sellará completamente el complejo hotelero, aunque sí aseguran que será desmantelada tan pronto como finalice la cumbre.

El dispositivo de seguridad no solo se desplegará en la zona de la reunión, sino que se extenderá también a Belfast, adonde el presidente estadounidense tiene previsto realizar una breve visita el 17 de junio.

También participarán en el dispositivo dos aviones no tripulados, que enviarán imágenes en tiempo real al cuartel general del Servicio de Policía en Belfast, mientras que el Ejército británico prestará cobertura aérea a la Policía durante la llegada de las delegaciones a Saint Angelo.

Por su parte, sindicatos norirlandeses y organizaciones cívicas convocan una manifestación en Belfast para el 15 de junio, dos días antes de la reunión del G8, y organizan también durante esos días el denominado "Festival por un Mundo más Justo".



Ver comentarios