Una muralla de pesadilla
Enviar
Una muralla de pesadilla
Barça no pudo con el Chelsea, que jugará la final de la Liga de Campeones

Dos balones al palo, ambos por parte de Leo Messi, uno de ellos a causa de un penal fallado, jugando contra diez desde el 37’ y ejerciendo de dominador, el Barcelona siendo mejor en los dos partidos no pudo clasificarse para la final de la Liga de Campeones y sucumbió ante el muro impuesto por el Chelsea (2-2).
El gesto de desesperación de Messi, quien abatido vio como Fernando Torres cerraba la eliminatoria al 92’, es la imagen de la impotencia del Barça, que tenía claro cómo jugar, pero no le acompañó la suerte.

Se adelantó con 2-0 al 44’, pero cometió dos errores en el tiempo añadido de la primera parte y en el tiempo extra del segundo que le acabaron por hundir. Encajó dos tantos, uno de Ramires, y otro de Torres que sepultaron sus opciones.
No fue justo el fútbol con el Barça porque el equipo de Pep Guardiola es el que más expuso y lo tenía todo de cara con 2-0 y un rival que jugó con diez jugadores por una expulsión de John Terry.
En el arranque, el Chelsea se quedó sin uno de sus dos centrales y el Barça sin Piqué, que se retiró conmocionado tras un encontronazo con Valdés. Dieciocho minutos de partido, dos cambios, y continuos cambios de planes. De fútbol, poco.
Ivanovic pasó a jugar de central y el Barça vio más huecos. Ahora con Messi e Iniesta, en una doble ocasión salvada por Cech y Terry. Cesc y Mascherano fueron los siguientes y Drogba, que no acertó a la primera, tuvo su oportunidad.
La entrada de Alves por Piqué situó a Mascherano como central. Los azulgrana, pacientes, no desesperaron. El 1-0 llegó en el 35. Un saque de esquina, un rechace, un buen control de Alves y un centro desde la izquierda de Cuenca que remató Busquets.
Dos minutos después, el mundo parecía que se le iba a caer encima a los londinenses. Una agresión de Terry sobre Alexis (m.37) envió al capitán de los ‘blues’ al vestuario.
Descolocados los ingleses, en una acción de Alexis y una combinación con Messi, Iniesta puso el 2-0 en el 44’.
Minutos antes del final de la primera parte, Lampard sirvió a Ramires y el brasileño definió con exquisitez (2-1). Con 45 minutos por jugarse, el Barça estaba por debajo en la eliminatoria.
Cuando en el inicio del segundo tiempo Messi, que no ha marcado ni un solo gol en su carrera ante el Chelsea, falló un penalti (m.49), el Camp Nou pensó lo peor.
El Chelsea si con 11 jugó a la defensiva, con uno menos y la eliminatoria favorable, reculó aún más.
El partido era un ataque continuado, pero el gol no llegaba.
Marcó Alexis, anulado por un fuera de juego previo de Alves, remató Messi al palo, y el Camp Nou empezó a comprender que la eliminatoria se iba a escapar. Un tanto de Fernando Torres, a la contra, enterró todas las opciones del Barça.
No estará el Barça en Múnich, no pudo clasificarse para su tercera final en cuatro años.

Barcelona / EFE

Ver comentarios