Una lejana revancha
Duelo de goleadores en el Maracaná, donde tanto Lionel Messi como Miroslav Klose buscan su primera Copa del Mundo.AFP/La República
Enviar

Una lejana revancha

Argentina tiene 24 años después la posibilidad de recuperar el trono

Fue en 1990 cuando en el verano italiano Alemania le quitó el trono a Argentina, a la de Diego Armando Maradona. Con un 1 a 0, y logrado mediante un cobro de penal, los europeos saldaron una deuda de cuatro años atrás en México.
Ahora, 24 años después, ya sin Maradona pero con Lionel Messi, Argentina quiere saldar esa deuda y nada mejor que hacerlo en la casa de su archienemigo, en Brasil, y en el mítico Estadio Maracaná.
Pero al frente está una de las mejores selecciones alemanas de muchos años, y sin duda el mejor cuadro del Mundial, que ha llegado a la gran final destruyendo y goleando rivales, y sino que lo digan los brasileños que fueron aplastados por 7 a 1.
El delantero Miroslav Klose, convertido en el máximo goleador en la historia de los Campeonatos del Mundo, está ansioso por levantar la Copa de campeón de Brasil 2014 y desquitarse de la decepción de Corea Japón 2002, cuando Alemania perdió la final contra Brasil.
En aquella edición Klose ya formaba parte de Alemania. Entonces titular incuestionable. Ahora su papel ha cambiado. Es un jugador de partidos y momentos. Y rinde, tal como ha demostrado en Brasil 2014.
“Tenemos que dar todo el domingo. Yo sé lo que se siente al perder una final. Quiero levantar al aire la Copa. Queremos que el domingo se ponga la guinda al pastel y por fin llegue la coronación”, explicó el atacante del Lazio.
Klose, que acumula 16 goles en todos los Mundiales, solo piensa en Argentina como equipo. No en Messi como individualidad. “Nos centramos en Argentina. Esto es un juego de equipo. Messi es fantástico, puede decidir un partido por sí solo”, reconoció.
El delantero de Alemania asume su papel en la selección. Esa es la clave del equipo de Low, donde el espíritu de equipo “es fantástico”.
“Disfruto cada momento que estoy en el campo. Cada momento con el equipo. Decidiré tras la final cómo reacciono ante la sensación de haber podido ser mi último partido. Será algo espontáneo”, concluyó.
La selección de Alemania completó con el ensayo de lanzamientos de penaltis su sesión preparatoria en Campo Bahía, la penúltima antes del choque contra Argentina en la final de la Copa del Mundo este domingo en el estadio Maracaná.
En una sesión marcada por las molestias del defensa Jerome Boateng, Joachim Löw contempló como si fuera uno de los jugadores los tiros desde los 11 metros.
Todo puede pasar en el Maracaná en la búsqueda del título de campeón del mundo y Alemania no quiere dejar nada al azar. En el tramo final y después de acentuar la práctica en las acciones de balón parado, seis jugadores lanzaron penaltis antes de abocarse a los vestuarios.
Andrew Schürrle, Philip Lahm, Bastian Schweinsteiger, Thomas Müller, Toni Kroos y Mesut Özil fueron los encargados de efectuar los tiros. Müller, Özil y Kroos anotaron todos los que lanzaron.
Alemania no ha necesitado todavía el lanzamiento de penaltis para resolver una eliminatoria. Sacó adelante sus compromisos antes de la conclusión. Con Argelia el equipo de Low necesitó el tiempo extra. Pero logró el triunfo en la prórroga.
Argentina, por su parte, obtuvo el pase a la final tras vencer a Holanda desde los 11 metros después de que el choque terminara sin goles.

201407120017000.a11.jpg

Cristian Williams y EFE
[email protected]
@La_Republica

 



Ver comentarios