Una final muy pareja
Kendall Watson y Jerry Palacios, un duelo que se volverá a vivir desde el próximo lunes. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Una final muy pareja

Los dos más grandes equipos del país van en busca de su título número 30 en paridad de condiciones

Para Alajuelense llegar a las finales no es asunto nuevo, menos bajo la dirección técnica de Óscar Ramírez. En el caso de Saprissa era una deuda pendiente, ya que desde 2009, no llegaba a estas instancias.

201405020000140.a11.jpg
La historia recoge muchos enfrentamientos entre estos equipos y todos con una característica en común: casi nunca hay favorito declarado y en esta ocasión la situación es idéntica.
Tras calificarse como uno y dos en la temporada regular, hicieron valer su poderío para dejar en el camino a la Universidad de Costa Rica y al Club Sport Herediano, e ir a partir del próximo lunes en busca de ser el mayor campeón del país, ya que ambos suman 29 títulos.
Completadas las 22 fechas de la clasificación más los dos partidos de las semifinales, los números presentan no solo a dos equipos muy parejos en su rendimiento, sino los que mejor temporada han realizado.
Analizando las planillas, pese a que la Liga estuvo compitiendo en el torneo local y en la Liga de Campeones de la Concacaf, mientras que los morados solo en uno, utilizaron casi la misma cantidad de jugadores, ya que los manudos recurrieron a 30 futbolistas y Saprissa a 29.
Inclusive en un puesto tan determinante como la portería, en el que Luis Ernesto Michel y Patrick Pemberton han sido claves, el rendimiento es similar. Pemberton Bernard jugó 17 partidos y recibió 12 goles para un promedio de 0,71 anotaciones por juego en los 1.530 minutos que actuó.
En tanto Michel Vergara participó en un juego más (18) y recibió un gol más (13) para promediar 0,72 tantos por encuentro en 1.620 minutos.
Sumando los dos partidos de las semifinales, Saprissa fue el mejor en la general, siendo él único equipo que acumuló 50 puntos, pero también el de más victorias (14), más goles a favor (47) y dueño de la mejor defensa al recibir solo 20 goles.
Segundos quedaron los manudos, con una victoria menos (13), marcando 44 goles y recibiendo 23, para un total de 46 unidades.
Pero cuando se trata de defender la localía, el mejor es el equipo alajuelense, que hace respetar el Morera Soto, sede del primer juego de la final el próximo lunes, como ninguno, convirtiéndolo en una verdadera fortaleza.
De los 12 compromisos que realizó, ningún equipo fue capaz de ganarle y solo tres le sacaron un empate, para un rendimiento superior al 81%, añadiendo que allí hizo 26 goles y solo le marcaron siete.
Saprissa no fue tan sólido en su casa, ya que, aparte de haber perdido el primer compromiso, ante Pérez Zeledón, cedió dos empates.
Eso sí, pueden llegar tranquilos al Morera Soto, ya que ningún equipo alcanzó tantos puntos de visita como ellos, siendo el primer lugar y relegando a los rojinegros a un lejano quinto puesto.
Fue en la jornada 22 jugando en el “Fello” Meza ante Cartaginés que los morados sufrieron la única derrota lejos de su cancha, donde sacaron cinco victorias y cinco empates logrando 20 tantos y permitiendo 12, para sumar 20 puntos.
A la Liga como visitante apenas le alcanzó para un rendimiento del 45%, porque perdió cuatro veces, empató tres y ganó cuatro, con solo 15 puntos. Hizo 14 goles y le marcaron la misma cantidad.
Los dos equipos regresaron ayer a los entrenamientos, para tratar de marcar diferencia en una final, que de momento pinta muy pareja.

Cristian Williams
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios