Logo La República

Jueves, 22 de octubre de 2020



FORO DE LECTORES


Una solución verdadera

Miguel Carabaguiaz [email protected] | Miércoles 23 septiembre, 2020

carabaguiaz

El Gobierno dice ahora por medio de su Ministro de Hacienda que la propuesta “no está escrita en piedra ni tampoco en hielo” y que se puede ajustar. Lástima que no se hizo antes, se tuvo el tiempo suficiente para lograr ese diálogo.

Pero bueno, luego del asombro y el disgusto que significó el anuncio creo ya paso el momento del estupor a la propuesta realizada por el Gobierno. El fin de semana dio espacio para que tirios y troyanos disparáramos nuestro rechazo mayoritario a la intención del Ejecutivo de querer resolver el problema fiscal basado en impuestos (73%).

Sigue sin gustarme pero ahora y luego del desahogo totalmente justificable corresponde pensar en frío y buscar lo mejor para el país.

Las dos preguntas que me haría son ¿Queremos entrarle a una verdadera solución responsable y definitiva en el medio y largo plazo? o ¿Queremos una solución de corto plazo y superficial que mantenga los problemas estructurales que han vuelto cíclica la crisis?

Es a partir de esas respuestas (yo me inclino por decir SI a la primera de ellas) que debemos entender que el país se merece conversaciones o discusiones respetuosas llenas de ideas serias que permitan resolver de una vez por todas el enorme problema fiscal del país.

Si la propuesta que presento el Gobierno no es de nuestro agrado, corresponde ofrecer propuestas alternativas y concretas cuyo impacto y cuantía sean similares. Es aquí donde los partidos políticos en primera instancia y cualquier otra organización seria deben ofrecer sus propuestas. Para eso deberían sumar a personas para trabajar con ellos ofreciendo esas ideas necesarias.

El trabajo no es fácil pues no hay mucho tiempo. Si bien es cierto que la fecha de reunión con el FMI se puede retrasar no es que quede mucho espacio. Esto lo asimilo con aquel que tiene un dolor de muela y necesita ir al dentista, la urgencia no es del dentista es de la persona que le duele la muela, puede aguantar pero también es cierto que la caries seguirá creciendo y molestando más.

En estas conversaciones y hasta discusiones no se puede descartar nada, todas las formas posibles de solución al problema fiscal deben estar en la mesa. Venta de activos, cierre de programas, fusión de instituciones, cierre de instituciones, reducción del gasto del Gobierno Central, las Autónomas, Poder Judicial y otras. Congelación de salarios y pluses. Aplicación de regla fiscal para todos incluidas las Municipalidades, ley de empleo público. Acciones contundentes para evitar la evasión y la elusión. También debe considerar la riqueza natural con que cuenta el país y la posibilidad de alguna ley que permita su aprovechamiento. Desregulación profunda que facilite el desarrollo de negocios. Tampoco (no soy pro impuestos) puede dejarse por fuera el tema de impuestos sean los planteados o algunos otros que afecten menos a los que menos tienen. Es decir, primero toca socar la faja. En el caso de los impuestos no solo pensar en aumentar sino también en los efectos que podría significar reducir algunos para permitir la reactivación de las actividades productivas y el consumo.

Es una mesa amplia con una gran cantidad de insumos y posibilidades para encontrar una solución más equilibrada y de un plazo más extenso en el tiempo.

La solución se debe conversar y discutir pero al final la decisión está entre el Poder Ejecutivo y los Diputadas (os) eso sí con el ojo vigilante de la ciudadanía.















© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.