Enviar
Un rolling "estúpido" revoluciona Cannes

“Eramos jóvenes, guapos y estúpidos. Ahora solo somos estúpidos”. Con esa frase presentó Mick Jagger en Cannes el documental “Stones in exile” y su sola presencia revolucionó un festival con ganas de estrellas.
“Stones in exile”, dirigido por Stephen Kijak, mezcla imágenes de la época incluidos vídeos caseros, conciertos, fotografías y entrevistas a personajes actuales, con testimonios de Jagger y Keith Richard, para contar la grabación de “Exile on Main Street” y su traslado a la costa azul francesa huyendo del fisco británico.
Muchas imágenes inéditas sacadas de 35 cajas de archivos del fotógrafo Robert Frank, otras cedidas por Jim Marshall y, lo más interesante, las que muestran la intimidad de la banda, con sus mujeres, novias e hijos en sus casas de Villefranche-sur-Mer.
Un filme que Jagger también produce y con el que quería recuperar testimonios de esa época ya que se había comenzado a preparar la reedición del disco, pero consideraba que no era suficiente, que había que transmitir más el espíritu de aquellos años, del comienzo de los 70.
Los Rolling al completo llegaron a la costa azul a mediados de 1971. “(Richard) Nixon estaba en la Casa Blanca, estaba la guerra de Vietnam y Eddy Merckx había ganado el Tour de Francia”, explicó Jagger, mezclando el inglés y el francés en la breve presentación del filme.
Y sin embargo, los músicos no se enteraban de nada de lo que pasaba en el mundo porque estaban encerrados en la casa, grabando un disco, explicó Jagger.
”Reconozco que no es muy ‘cool’ decir que nos fuimos por cuestiones de impuestos”, pero “si queríamos seguir adelante, teníamos que irnos al exterior”, afirma Jagger en el filme, en el que él y Richard aportan los principales testimonios de los meses de grabación y de cómo vivían aquellos acontecimientos.


Cannes/ EFE
Ver comentarios