Enviar

Arquitectura, diseño, arte, gastronomía con privilegio a productos frescos locales y artesanía, entre otras disciplinas, deberían unir esfuerzos para ir dibujando un paisaje urbano y rural en Limón que, como es lógico, debería ser muy diferente al del resto del país


Un renacer auténtico para Limón

El inicio de los trabajos para la construcción de la megaterminal que hará APM Terminals en Limón, ha despertado la confianza como para que inversiones de distinto tipo y tamaño se empiecen a realizar en la zona.
Las obras mismas para la terminal de contenedores significarán empleo, para una provincia que tanto lo necesita.
Pero otras nuevas inversiones también van a cambiar el panorama y la esperanza de progreso de los habitantes.
A la fecha hay varias empresas con interés de instalarse en la provincia, de acuerdo con el Ministerio de Comercio Exterior.
Esta oportunidad de negocios es a la vez una puerta de acceso a mejoras en la calidad de vida para muchos limonenses que han estado esperando una posibilidad como esta.
Deberían activarse sin ninguna demora planes para la formación de personal que encontrará en esto fuente de empleo, pero a la vez deberían acoplarse a los cambios que vendrán, organizaciones que para esto surjan en la sociedad civil.
Esta no debería confundirse esperando que todo le llegue desde afuera, sino identificar sus principales anhelos y organizarse para iniciar su consecución al calor del nuevo panorama.
La provincia de Limón tiene una rica cultura que debe ir descubriendo sus mejores rasgos no solo para conservarlos, sino para potenciarlos en función de las nuevas generaciones y del turismo que sin duda aumentará.
Arquitectura, diseño, arte, gastronomía con privilegio a productos frescos locales y artesanía entre otras disciplinas deberían unir esfuerzos para ir dibujando un paisaje urbano y rural en Limón que, como es lógico, debería ser muy diferente al del resto del país.
Las inversiones en materia de instalaciones para la atención al turismo, los nuevos desarrollos para viviendas y oficinas que, entre otros, irán cobrando vida, deberían estar rodeados de la naturaleza propia de la zona e inspirar sus diseños en armonía con la identidad de sus habitantes.
La tecnología actual podría lograr ecoedificaciones que regulen la temperatura con un uso menor de aparatos para aire acondicionado, con sus propias plantas de tratamiento de desechos y de generación de electricidad y en general con lo que en el mundo ya se considera el nuevo tipo de construcción que ahorra el uso de recursos naturales sin detrimento del confort.
Un amplio panorama de posibilidades se abre para Limón, que debe ser aprovechado.
 

Ver comentarios