Enviar

Un nivel de soberbia

201302212233440.m.jpg
¿Por qué fracasan los restaurantes? Es conocido que más del 90% de estos no llegan al año de su apertura. La primera razón es que nuevos empresarios no saben sobre el negocio (ignorancia inconsciente).
Piensan que dominan el tema porque han cenado en muchos o porque les fascina la cocina y preparan algunos platos bien. Pero casualmente la ignorancia alimentada por una increíble soberbia los lleva al cierre de sus negocios y la pérdida de un pequeño y a veces gran capital.
¿Cree usted que la mayoría de los negocios que ve abiertos son verdaderamente rentables? No es así. O por lo menos no valen la chamuscada de vida que sus propietarios se dan.
Son muy pocos los que de verdad valen la pena como negocio y calidad de vida a la vez para sus dueños. Da tristeza ver cómo en la vorágine gastronómica que experimenta el país, pequeños “Titanics” se pegan de frente contra el iceberg. Pero no quieren escuchar, se las saben todas.
Es poco probable que un restaurante que no tiene una marca conocida sobreviva hoy en día, salvo que su propuesta ofrezca un verdadero valor y sea honestamente diferente y creativamente aporte algo nuevo a la sociedad. Quizás dolorosamente deben de ir cayendo algunos para que se depure la oferta, la lástima es que no deberían de ser tantos, pues en un ejercicio previo se puede corregir el rumbo.
Tuve el placer de escuchar a un inversionista inteligente que me dijo: lo que hemos hablado me dejó pensando toda la noche, yo le aviso si continuamos con el proyecto, voy a discutirlo profundamente con mi esposa. Enhorabuena pensé quizás un ¡Titanic menos!
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!
 

Ver comentarios