Enviar

Japdeva, al dejar el tráfico de mercaderías, podría convertirse en un puerto exclusivo para cruceros capaz de atraer a las navieras, algunas de las cuales no se sienten muy bien servidas al comprobar que deben compartir espacio en ese puerto con carga y descarga de mercaderías


Un Limón cultural y próspero

Nueva esperanza puede surgir para la provincia de Limón si se produce una sinergia de dos factores: si por un lado se concreta lo que hasta ahora ha sido solo una promesa, el proyecto Limón Ciudad Puerto, y por otro lado Japdeva comienza a ofrecer excelentes servicios a cruceros en esa zona.
La construcción de la nueva terminal de contenedores de APM Terminals, podría permitir a Costa Rica comenzar a ofrecer un servicio competitivo para el transporte de mercaderías.
Por su parte, Japdeva, al dejar el tráfico de mercaderías, podría convertirse en un puerto exclusivo para cruceros capaz de atraer a las navieras, algunas de las cuales no se sienten muy bien servidas al comprobar que deben compartir espacio en ese puerto con carga y descarga de mercaderías.
Esto podría traer crecimiento económico y empleo a Limón porque se incrementaría la llegada de cruceros y con ello las posibilidades de negocios para las micropymes que giran en torno al turismo.
Estaría en frente la gran oportunidad de crear productos a base de cultura local que podrían comenzar a tener calidad de exportación y podrían también comercializarse en el resto del país para oferta al turismo en general.
La cultura limonense tiene un gran potencial en este sentido, que se ha desaprovechado hasta ahora. Mostrarla al turista es parte de la tarea pendiente de beneficiarnos con nuestra riqueza multicultural.
Con el turismo no solamente crece el negocio de la gastronomía y la artesanía. La creatividad local, apoyada para producir con calidad, puede aspirar a mucho más.
En este sentido, un proyecto bien concebido debería contemplar la capacitación de los limonenses que deseen incorporarse a esta actividad, brindándoles formación técnica y administrativa, acceso a moderna tecnología y en general todo lo necesario para que operen con excelencia y con productos locales.
Pero además, el Ministerio de Cultura podría apoyar con formación a los artistas limonenses para todo tipo de emprendimientos donde la música y el baile sean los ingredientes fundamentales para espectáculos también de alta calidad.
El Sistema de Banca para el Desarrollo tendría oportunidad de cumplir con su misión con mayor posibilidad de recuperación total de los créditos.
El Instituto Nacional de Aprendizaje, que cumple con una importante misión en este momento en todo el país, podría ser parte de la estrategia al brindar capacitación y formación a quienes convertirían en exitosa la labor de las micropymes al servicio del turismo.
Empleo, calidad de vida y cultura pueden crecer en Limón si la voluntad política finalmente decidiera cumplir promesas de campañas políticas que por décadas nunca se cumplieron.

 

Ver comentarios