Un libro vivo
Enviar
Un libro vivo
“Voces para un blues negro” es la primera novela negra colectiva generada por Internet
“Voces para un blues negro”, la primera novela negra colectiva que ha sido elaborada por cerca de una treintena de autores literarios y gráficos seleccionados en un concurso en Internet, permite “ver en directo” la transformación de la literatura.
El peruano Santiago Roncagliolo, ganador del premio Alfaguara 2006, publicó el 19 de enero en la web www.tobe-continued.com, el primer capítulo de este experimento narrativo: después, en una carrera que ha durado cuatro meses, 1.031 propuestas de 15 países han luchado para ser incluidas en los capítulos que continuaban esa historia policiaca, que protagoniza el detective Fermín Colifatto.

Para el segundo capítulo se presentaron más de 100 propuestas en cinco días, entre las que un comité editorial eligió una que pasó a estar disponible en la página web del concurso: los aspirantes vuelven a disponer de un periodo de cinco días para trasladar sus textos para el capítulo tres, siguiendo el argumento del anterior.
Y así hasta el capítulo 15, con dos excepciones, dos capítulos de escritores profesionales, Cristina Fallarás y Agustín Fernández Mallo.
El mismo proceso se lleva a cabo para seleccionar las 15 ilustraciones que se pueden ver en la novela.
Los ganadores y coautores del libro se han visto recientemente por primera vez en la presentación de la novela en Madrid y han compartido sus experiencias, la “tensión extraordinaria” de no ganar en la primera ocasión y tener que adaptar el argumento ideado al capítulo anterior que ya ha sido incorporado a la trama.
Todo ello, además, aderezado con los más de 13 mil comentarios y críticas a las que han sido sometidos en directo los capítulos e ilustraciones que se iban incorporando a esta novela viva.
Por eso la escritora Cristina Fallarás considera que este experimento y la inmediatez de la crítica han permitido “ver en directo la transformación de la literatura” y cómo el género, tal como se entiende en la actualidad, “se está rompiendo”.
“Lo mejor es la comunidad que se crea y como se interactúa”, ha explicado Xavi Bru, director de “To be continued”, que ha considerado que, por el contrario, lo peor de la experiencia ha sido tener que rechazar cada semana propuestas de mucha calidad, con un nivel profesional que ha sorprendido a la organización.
Además de la novela, que edita Roca Editorial, en la web podrá verse un “resumen ilustrado” de los capítulos e ilustraciones y que recogerá también “lo que podría haber pasado” a partir de otras propuestas que gustaron mucho al comité editorial pero tuvieron que ser rechazadas.
Bru reconoce la “confusión” que puede surgir en el lector por el hecho de que 15 autores desplieguen el argumento en una novela policiaca, ya que este género requiere que “el que decide que aparezca un muerto en una marquesina de un teatro, ha de saber quién lo ha matado, para que el libro vaya hacia algún lado”.
Y es que la novela comienza con la aparición de un cadáver, el primero de muchos, en la Gran Vía madrileña, lo que da paso a una investigación a cargo de un equipo policial que deja mucho que desear, en la que Colifatto reencontrará un pasado en el que no falta la malvada madrastra.
“Igual se debería marcar un poco el camino”, apunta el responsable de “To be continued”, quien apuesta también por una mayor implicación del autor del primer capítulo, ya que, en su opinión, es el único que tiene autoridad moral para aconsejar a los participantes hacia dónde se debe ir.
Por eso, el próximo experimento abandonará el género negro para ir hacia las relaciones sociales, avanza Bru, quien señala que otra de las cosas que se deberán cambiar será la extensión: el proceso y el resultado deben ser más cortos, no superar los tres meses y no llegar a 15 capítulos.
Y ya disponen de alguna propuesta que no ha querido desvelar pero que tendrá una mayor dimensión: un concurso a nivel mundial. Continuará…

Madrid / EFE

Ver comentarios