Enviar

Un extranjero entrometido


Para aumentar o disminuir el dinero el Banco Central tiene el control de al menos dos variables: la tasa de interés y el tipo de cambio


En primer lugar quiero agradecer a los lectores que desde hace algún tiempo tienen a bien leer estas breves líneas.
En segundo lugar, con todo el respeto que este maravilloso país se merece, quisiera hacer unos comentarios en torno a las declaraciones del presidente del Banco Central de Costa Rica, don Rodrigo Bolaños, realizadas a un diario de circulación nacional.
Primero comencemos con algo que es una realidad en cualquier economía, el Banco Central, sí tiene directa e indirectamente incidencia en la aceleración o desaceleración del ritmo de la economía y por lo tanto en su crecimiento.
Si no fuese así, de nada hubiese valido la pena que los bancos centrales del mundo, hayan intervenido las economías durante la crisis de 2009, si no tienen inherencia ¿entonces para qué preocuparse?
De hecho esa potestad de intervención está consagrada en los artículos 2 y 3 de la Ley 7558 (Ley Orgánica del BCCR), donde se indica que el Banco Central es responsable de la política monetaria del país; que en términos simples, no es otra cosa que las medidas que se toman para regular la cantidad de dinero que circula en la economía.
En virtud de lo anterior, si el Central aplica una política expansiva, entonces aumenta el dinero disponible, por lo que hay mayor posibilidad de realizar intercambios económicos, lo que resulta en un crecimiento económico.
Para aumentar o disminuir el dinero el Banco Central tiene el control de al menos dos variables: la tasa de interés y el tipo de cambio, sobre todo en economías donde circulan libremente dos o más monedas, como es el caso costarricense.
Es menester del Banco Central, sugerir o al menos tratar de encontrar, aquella tasa de cambio que le sea más favorable a la economía en su conjunto y de hecho su decisión debe ser independiente del Poder Ejecutivo, de lo contrario se corre el grave peligro de tener una institución supeditada a los deseos del gobernante de turno y no al verdadero interés de la economía.
Vale recordar que esta fue la principal crítica que se le realizó al ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos Alan Greenspan.
Lo anterior es especialmente válido si dentro de los sectores más afectados por la política cambiaria se encuentra uno de los tres principales motores de la economía del país.
No obstante, coincido con el jerarca del Central en que esta puede ser una situación temporal cuya duración puede variar desde unos meses a algunos años y también estoy de acuerdo en que su origen se deba al exceso de recursos que han ingresado recientemente a la economía.
Espero que estas líneas sean bien recibidas ya que mi intención no es realizar comentarios para destruir sino por el contrario para construir, so pena de que me tilden de un extranjero entrometido.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta


Ver comentarios